2019 Resumen de la auditoría de la UE

Presentación de los informes anuales relativos al ejercicio 2019 del Tribunal de Cuentas Europeo

Sobre el «Resumen de la auditoría de la UE de 2019» El «Resumen de la auditoría de la UE de 2019» proporciona una visión general de los informes anuales de 2019 sobre el presupuesto general de la UE y el Fondo Europeo de Desarrollo, en los que presentamos nuestra declaración sobre la fiabilidad de las cuentas y la legalidad y regularidad de las operaciones subyacentes. También presentamos nuestras principales constataciones sobre los ingresos y los principales ámbitos de gasto con cargo al presupuesto de la UE y del Fondo Europeo de Desarrollo, así como las relativas a la gestión presupuestaria y financiera y al seguimiento de nuestras recomendaciones anteriores.

El texto íntegro de los informes puede consultarse en eca.europa.eu.

El Tribunal de Cuentas Europeo es el auditor externo independiente de la UE. Advertimos de los riesgos, ofrecemos garantías, señalamos deficiencias y buenas prácticas, y proporcionamos orientación a los responsables políticos y legisladores de la UE sobre cómo mejorar la gestión de las políticas y programas de la UE. A través de nuestro trabajo, garantizamos que los ciudadanos de la UE sepan cómo se gasta su dinero.

La publicación está disponible en 23 lenguas y en el siguiente formato:
PDF
PDF General Report

Prólogo del Presidente

Nuestro informe anual sobre el ejercicio 2019, el penúltimo del período 2014‑2020, ha finalizado en momentos difíciles para la UE y sus Estados miembros. En el desempeño de nuestra función de auditor externo de la UE, hemos hecho todo lo posible para continuar prestando un servicio eficaz de auditoría pública en la UE desde el brote de la pandemia de COVID-19.

Como en ejercicios anteriores, hemos llegado a la conclusión de que las cuentas de la UE presentan una imagen fiel y veraz de su posición financiera. Emitimos una opinión sin reservas sobre la fiabilidad de las cuentas de la Unión Europea correspondientes a 2019. Los ingresos de 2019 fueron legales y regulares, y estuvieron exentos de errores materiales.

Nuestra estimación con respecto al ejercicio 2019 del porcentaje global de error en los gastos auditados es del 2,7 % (2018: 2,6 %).

Existe una cierta evolución positiva en ámbitos significativos del gasto de la UE. Cuando emitimos una evaluación específica, el nivel de error está por debajo del umbral de materialidad en «Administración»; en «Recursos naturales», teniendo en cuenta nuestro nivel de error estimado (1,9 %) y otra evidencia disponible, consideramos que está próximo al umbral de materialidad. Hay que señalar que los pagos directos, que representan el 70 % del gasto en «Recursos naturales», se hallaban significativamente por debajo de dicho umbral. Al mismo tiempo, el resto de los ámbitos de «Recursos naturales», «Cohesión» y «Competitividad» continúan afectados por errores materiales.

Durante varios años hemos auditado los ingresos y los gastos de la UE diferenciando entre los ámbitos presupuestarios en los que consideramos los riesgos para la legalidad y la regularidad elevados y en los que los consideramos bajos. En los últimos tres años, hemos emitido una opinión con reservas sobre los gastos. Según las normas internacionales de auditoría, pudimos hacerlo porque consideramos que los errores no estaban generalizados y se limitaban principalmente a los gastos de alto riesgo.

Debido a la composición y a la evolución en el tiempo del presupuesto de la UE, la proporción de gastos de alto riesgo en la población auditada ha aumentado de 61 000 millones de euros en 2018 a 66 900 millones de euros. En 2019, esto representa una proporción sustancial de aproximadamente el 53 % de nuestra población de auditoría de dicho ejercicio. Al mismo tiempo, los errores materiales siguen presentes en los gastos de alto riesgo: estimamos que el nivel de error en este tipo de gastos se sitúa en el 4,9 % (2018: 4,5 %). Ante estas circunstancias, emitimos una opinión desfavorable sobre los gastos.

En julio de 2020, el Consejo Europeo llegó a un acuerdo político sobre el marco financiero plurianual (MFP) para 2021‑2027 y el nuevo instrumento de recuperación temporal, «Next Generation EU». Este acuerdo marca una transición histórica en las finanzas de la UE, que gastará significativamente más que en el anterior período de siete años para responder al impacto económico y social de la crisis del COVID-19, con unos pagos de la UE que prácticamente se duplicarán en los primeros años. En estos tiempos de crisis, es fundamental que el gasto de la UE produzca resultados rápidamente y demuestre así el valor añadido de la cooperación y la solidaridad europeas.

Gestionar las finanzas de la UE de manera sólida y eficaz pasará de este modo a ser aún más importante. Esto supone una mayor responsabilidad tanto para la Comisión como para los Estados miembros, pero también para nosotros en el Tribunal de Cuentas. En los próximos años, continuaremos desempeñando un papel activo y visible mediante el apoyo a la rendición de cuentas y la transparencia en todas las formas de las finanzas de la UE, analizando tanto el presupuesto de la UE como el apoyo financiero prestado a través del instrumento «Next Generation EU».

Klaus-Heiner Lehne
Presidente del Tribunal de Cuentas Europeo

Resultados generales

Principales conclusiones

Resumen de la declaración de fiabilidad relativa a 2019

El Tribunal emite una opinión sin reservas sobre la fiabilidad de las cuentas de la Unión Europea correspondientes a 2019.

Los ingresos de 2019 fueron legales y regulares, y estuvieron exentos de errores materiales.

Nuestra opinión sobre los gastos del ejercicio 2019 es desfavorable.

  • En general, el nivel de error estimado en los gastos del presupuesto de la UE de 2019 fue del 2,7 % (2018: 2,6 %). El gasto de alto riesgo (principalmente basado en reembolsos), que con frecuencia está sujeto a normas complejas estaba afectado por un nivel significativo de error de un 4,9 % (2018: 4,5 %). Este año, debido en gran medida a un aumento en el ámbito de «Cohesión», la proporción de gastos de este tipo aumentó hasta el 53,1 %, lo que representa una parte sustancial de nuestra población de auditoría. A diferencia de los tres años anteriores, el error es por lo tanto generalizado, lo que constituye el fundamento de la opinión desfavorable sobre el gasto.
  • Las insuficiencias en los controles ex post afectan a la información sobre regularidad de la Comisión Europea. Esto se refleja en sus estimaciones de «riesgo en el momento del pago», que son inferiores a nuestras estimaciones de los niveles de error de los ámbitos de «Cohesión» y «Competitividad». En el ámbito de «Recursos naturales», la estimación de la Comisión del riesgo en el momento del pago es coherente con nuestra estimación.
  • En 2019, se produjo un aumento significativo de las solicitudes de pago de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) en «Cohesión». Al mismo tiempo, en el sexto año del marco financiero plurianual (MFP) 2014‑2020, la utilización o la «absorción» de los Fondos EIE por los Estados miembros ha seguido siendo más lenta de lo previsto, lo que ha contribuido a un aumento de los compromisos pendientes de los Fondos EIE.
  • Notificamos todos los casos de presunto fraude detectados durante nuestro trabajo de auditoría a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude de la UE (OLAF). Hubo nueve casos de este tipo de las 747 operaciones examinadas en nuestra declaración de fiabilidad de 2019.

El texto completo de nuestros informes anuales relativos a 2019 sobre el presupuesto de la UE y sobre las actividades financiadas por los octavo, noveno, décimo y undécimo Fondos Europeos de Desarrollo, puede consultarse nuestro sitio web (eca.europa.eu).

¿Qué fiscalizamos?

Presupuesto de la UE de 2019 en cifras

El Parlamento Europeo y el Consejo adoptan un presupuesto anual de la UE, en el marco de un presupuesto a más largo plazo acordado para un período de varios años (denominado «marco financiero plurianual» o MFP). El período actual abarca de 2014 a 2020.

La Comisión es la principal responsable de velar por que el presupuesto se gaste de forma adecuada. En 2019, el gasto total ascendió a 159 100 millones de euros, el equivalente al 2,1 % del gasto total de las administraciones públicas de los Estados miembros de la UE y el 1,0 % de la renta nacional bruta de la UE.

¿De dónde proceden los fondos?

En total, en 2019, los ingresos ascendieron a 163 900 millones de euros. El presupuesto de la UE se financia a través de distintas fuentes. La mayor parte (105 500 millones de euros) es abonada por los Estados miembros en proporción a su renta nacional bruta (RNB). Otras fuentes son los derechos de aduana (21 400 millones de euros), la contribución basada en el impuesto sobre el valor añadido que recaudan los Estados miembros (17 800 millones de euros) y, por ejemplo, las contribuciones y devoluciones derivadas de acuerdos y programas de la Unión (12 600 millones de euros).

¿En qué se gastan esos fondos?

El presupuesto anual de la UE se gasta en una gran variedad de ámbitos, por ejemplo:

  • fomento del desarrollo económico de las regiones estructuralmente más débiles;
  • fomento de la innovación y la investigación;
  • proyectos de infraestructura de transporte;
  • actividades de formación para desempleados;
  • agricultura y fomento de la biodiversidad;
  • lucha contra el cambio climático;
  • gestión de fronteras;
  • ayuda a los países vecinos y en desarrollo.

Aproximadamente dos tercios del presupuesto se gastan con arreglo a la denominada «gestión compartida», en la que los Estados miembros distribuyen los fondos, seleccionan los proyectos y gestionan el gasto de la UE (por ejemplo, en «Recursos naturales» o en «Cohesión»).

Declaración de fiabilidad del Tribunal relativa al presupuesto de la UE

Anualmente auditamos los ingresos y gastos de la UE, examinando si las cuentas anuales son fiables y si las operaciones subyacentes de ingresos y gastos son conformes a las normas nacionales y de la UE.

Este trabajo constituye la base de nuestra declaración de fiabilidad al Parlamento Europeo y al Consejo de conformidad con el artículo 287 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Examinamos los gastos en el momento en que los beneficiarios finales de los fondos de la UE han emprendido actividades o incurrido en gastos, y cuando la Comisión los ha aceptado. En la práctica, esto significa que nuestra población de operaciones abarca pagos intermedios y finales. No examinamos pagos de prefinanciación a menos que hubieran sido liquidados en 2019.

Nuestra población auditada de 2019 ascendió a 126 100 millones de euros. La ilustración 1 presenta los pagos de 2019 por rúbrica del MFP y la población objeto de nuestra auditoría.

Ilustración 1

Pagos de 2019 y población auditada

Este año, «Recursos naturales» representó la mayor proporción de nuestra población de auditoría global (47 %), seguido por «Cohesión» (23 %) y «Competitividad» (13 %).

Para más información sobre nuestro enfoque de auditoría y cómo llegamos a nuestra opinión sobre los gastos, véase la Información de referencia.

¿Qué constatamos?

Las cuentas de la UE reflejan una imagen fiel

Las cuentas de la UE correspondientes a 2019 presentan fielmente, en todos sus aspectos significativos, los resultados financieros de la UE, así como su activo y pasivo al final del ejercicio, con arreglo a las normas de contabilidad internacionales del sector público.

Por lo tanto, podemos emitir una opinión sin reservas sobre la fiabilidad de las cuentas, como cada año desde 2007.

Los ingresos de 2019 son legales y regulares

Llegamos a la conclusión de que los ingresos están exentos de errores materiales. Además, examinamos sistemas seleccionados relativos a los ingresos y los consideramos eficaces en general, a excepción de los controles internos clave de los recursos propios tradicionales en la Comisión y en determinados Estados miembros, que consideramos parcialmente eficaces. También hallamos insuficiencias importantes en los controles de los Estados miembros para reducir la brecha fiscal de aduanas, que requieren la acción de la UE.

Nuestra estimación de errores correspondiente a 2019 ha aumentado

Para el gasto en su conjunto, estimamos que el nivel de error está comprendido entre el 1,8 % y el 3,6 %. El punto medio de este intervalo, conocido como el «error más probable», es del 2,7 % (véase la ilustración 2). Se trata de un aumento en comparación con los dos ejercicios anteriores (2017: 2,4 %; 2018: 2,6 %).

Ilustración 2

Nivel estimado de error en el presupuesto de la UE en su conjunto (2015-2019)

Nota:

Utilizamos técnicas estadísticas normalizadas para estimar el nivel de error. Estimamos, con un grado de confianza del 95 %, que el nivel de error de la población está comprendido entre los límites inferior y superior de error (para más información, véase el capítulo 1, anexo 1.1, del Informe Anual relativo al ejercicio 2019).

Más de la mitad de nuestra población de auditoría está afectada por errores materiales

En 2019, constatamos de nuevo que el modo de desembolso de los fondos incide en el riesgo de error. En este contexto, distinguimos entre pagos de alto riesgo, basados principalmente en el reembolso de costes, y de bajo riesgo, basados principalmente en el pago de derechos (véase el recuadro siguiente).

¿Qué son los pagos basados en derechos y los pagos basados en el reembolso de los gastos?

El gasto de la UE puede ser de dos tipos, cada uno con un modelo de riesgo diferenciado:

  • Pagos basados en derechos, que dependen del cumplimiento de determinados requisitos (menos complejos) por los beneficiarios: por ejemplo, las becas para estudios e investigación (en el ámbito de «Competitividad»), las ayudas directas a los agricultores («Recursos naturales»), y los salarios y pensiones del personal de la UE («Administración»).
  • Reembolsos de gastos en los que la UE reembolsa costes subvencionables de actividades subvencionables (con normas más complejas): por ejemplo, proyectos de investigación (en el ámbito de «Competitividad»), inversiones en desarrollo regional y rural («Cohesión» y «Recursos naturales») y proyectos de ayuda al desarrollo («Una Europa global»).

Los errores más comunes que detectamos en los gastos de alto riesgo fueron los siguientes:

  • proyectos no subvencionables e infracciones de las normas del mercado interior (en particular el incumplimiento de las normas de contratación pública) en el ámbito de «Cohesión»;
  • beneficiarios, actividades o costes no subvencionables en «Desarrollo rural, medidas de mercado, medio ambiente, acción por el clima y pesca», que representan alrededor del 30 % de los pagos de «Recursos naturales»;
  • costes no subvencionables del gasto en «Investigación», correspondientes a programas que representan alrededor del 55 % de los pagos en «Competitividad»;
  • incumplimiento de las normas de contratación pública, procedimientos irregulares de concesión de subvenciones, ausencia de documentos justificativos y costes no subvencionables en «Una Europa global».

En 2019, los gastos de alto riesgo aumentaron en comparación con los tres años anteriores, y representaron la mayoría de nuestra población de auditoría (53 %). El aumento se debe en gran medida a un incremento de 4 800 millones de euros en nuestra población de auditoría del ámbito de «Cohesión». El nivel de error estimado para los gastos de alto riesgo fue del 4,9 % (4,5 % en 2018).

El porcentaje de error más probable estimado para los gastos de bajo riesgo (que representaba el 47 % restante de nuestra población de auditoría e incluía principalmente pagos basados en derechos) estaba por debajo de nuestro umbral de materialidad del 2 % (véase la ilustración 3).

Ilustración 3

Las tasas de error reflejan el nivel de riesgo

En la ilustración 4 se comparan los niveles estimados de error de varios ámbitos de gasto entre 2015 y 2019. En el capítulo Más detalles sobre los ámbitos de ingresos y de gastos y en los capítulos pertinentes de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019 se ofrece más información sobre los resultados.

Ilustración 4

Estimaciones del Tribunal del nivel de error en ámbitos de gasto de la UE seleccionados (2015-2019)

Nota:

El nivel de error estimado se basa en los errores cuantificables detectados durante el trabajo del Tribunal, en particular mediante la verificación de una muestra de operaciones. Recurrimos a técnicas estadísticas normalizadas para seleccionar esta muestra y estimar el nivel de error (véase el capítulo 1, anexo 1.1, del Informe Anual relativo al ejercicio 2019).

Comparación entre el nivel de error estimado por la Comisión y por el Tribunal

Todas las direcciones generales de la Comisión elaboran sendos informes anuales de actividades que contienen una declaración en la que el director general proporciona garantías de que la información financiera está adecuadamente presentada en el informe y de que las operaciones bajo su responsabilidad son legales y regulares. Con este fin, todas las direcciones generales facilitan estimaciones de los niveles de error en sus gastos.

En el caso de las rúbricas del MFP sobre las que presentamos una evaluación específica, comparamos las estimaciones de la Comisión con nuestras propias estimaciones de los niveles de error.

La comparación muestra que las cifras de la Comisión son inferiores a nuestras estimaciones en los ámbitos de «Competitividad» y «Cohesión». Esto refleja las insuficiencias que detectamos en las auditorías ex post, que constituyen una parte crítica del sistema de control. Informamos con más detalle de estas insuficiencias en las partes relativas a las distintas rúbricas del MFP.

Globalmente, la estimación de la Comisión del importe de riesgo en el momento del pago en 2019 es del 2,0 %, Se sitúa en el extremo inferior de la gama de nuestras propias estimaciones de error (entre el 1,8 % y el 3,6 %).

El Tribunal notificó nueve casos de presunto fraude a la OLAF

Un defraudador es una persona que falsifica un documento u oculta información para obtener una ventaja financiera o económica de otro tipo. Por consiguiente, nuestra estimación del nivel de error en el presupuesto de la UE no mide el fraude, la ineficacia o el despilfarro. Se trata más bien de una estimación del dinero que no se utilizó de conformidad con las normas y reglamentos aplicables y, por lo tanto, no debería haberse pagado.

El Tribunal notifica los casos de presunto fraude detectados durante su trabajo de auditoría a la OLAF, la cual posteriormente decide si investigar y seguir estos casos, si es necesario en cooperación con las autoridades judiciales nacionales. En 2019, notificamos a la OLAF nueve casos de presunto fraude de las 747 operaciones examinadas en nuestra declaración de fiabilidad de 2019, un número de casos similar al de los notificados en años anteriores. De estos casos, la OLAF ha abierto cinco investigaciones. En cuatro casos, la OLAF decidió no abrir una investigación.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre las principales constataciones, véase el capítulo 1 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019. El texto íntegro del Informe Anual puede consultarse en nuestro sitio web (eca.europa.eu).

Gestión presupuestaria y financiera en 2019

El presupuesto disponible se ha ejecutado casi en su totalidad

El Reglamento sobre el Marco Financiero Plurianual (MFP) establece importes máximos para cada uno de los siete años de su duración («límites máximos del MFP»). Se establecen límites máximos para las nuevas obligaciones financieras de la UE (créditos de compromiso) y para los pagos que pueden efectuarse con cargo al presupuesto de la UE (créditos de pago).

Ilustración 5

Ejecución presupuestaria en 2019

En 2019, los créditos de compromiso se utilizaron casi en su totalidad: 165 200 millones de euros del presupuesto final de 166 200 millones de euros (99,4 %). Tal como permite el artículo 3, apartado 2, del Reglamento MFP, estos créditos y su utilización superaron ligeramente el límite máximo del MFP (164 100 millones de euros). Esto se debió principalmente al uso de instrumentos especiales (como la Reserva para Ayudas de Emergencia, el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea, el Instrumento de Flexibilidad, el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, el Margen para Imprevistos, la flexibilidad específica para hacer frente al desempleo juvenil y reforzar la investigación y el Margen global para compromisos).

En 2019, se disponía de 166 700 millones de euros para créditos de pago, de conformidad con el límite máximo del MFP, y de 148 500 millones de euros con cargo al presupuesto definitivo de la autoridad presupuestaria. El importe pagado fue de 146 200 millones de euros, 19 000 millones menos que el importe comprometido.

Los compromisos pendientes de liquidación continúan en aumento

Los compromisos pendientes de liquidación han seguido aumentando, alcanzando 298 000 millones de euros al final de 2019 (véase la ilustración 6). En 2019, equivalían a 2,7 años de créditos de compromiso, lo que supone un aumento de 2,3 años en 2012, el año correspondiente del MFP anterior. Las dos principales razones del nivel históricamente elevado de compromisos pendientes de liquidación son los créditos de compromiso que superan sistemáticamente los créditos de pago, y las necesidades de pago que se posponen al siguiente MFP, debido principalmente a los retrasos en la ejecución de los Fondos EIE.

Ilustración 6

Compromisos pendientes de liquidación al final del ejercicio (2007-2019)

Absorción más lenta de los Fondos EIE que en el MFP anterior

Al final de 2019, la tasa de absorción acumulada de los Fondos EIE seguía siendo inferior a la del anterior MFP: solo se había abonado el 40 % de las asignaciones totales de los Fondos EIE (465 000 millones de euros) en el actual MFP, frente al 46 % al final de 2012, año correspondiente del MFP anterior. Solo nueve Estados miembros registraron tasas de absorción más elevadas en el MFP actual que en el anterior (véase la ilustración 7).

Ilustración 7

Tasa de absorción por Estado miembro — 2019 frente a 2012

Menos de una quinta parte de la ayuda de la UE a través de instrumentos financieros en gestión compartida había llegado a los beneficiarios finales

Los instrumentos financieros en gestión compartida son un medio para proporcionar ayuda financiera (préstamos, garantías, e inversiones de capital) con cargo al presupuesto de la UE. En total, se han comprometido 16 900 millones de euros para estos instrumentos con cargo a los Fondos EIE en el marco del MFP 2014‑2020 (véase la ilustración 8). A principios de 2019, se habían pagado 7 000 millones de euros a los instrumentos financieros en gestión compartida. De este importe, 2 800 millones de euros habían llegado a los beneficiarios finales en forma de préstamos, garantías e inversiones de capital. Por lo tanto, a principios del sexto año del actual MFP, solo alrededor del 17 % de la financiación total de los Fondos EIE comprometida por medio de los instrumentos financieros en gestión compartida había llegado a sus destinatarios finales.

Ilustración 8

Pagos a los destinatarios finales de instrumentos financieros en gestión compartida

Principales riesgos para el presupuesto de la UE en los próximos años

Los créditos de pago pueden ser insuficientes para cubrir los gastos anticipados relacionados con el COVID-19 en 2020

En mayo de 2020, el Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron cambios en el presupuesto de la UE para 2020 y aprobaron una serie de medidas que proporcionan liquidez adicional y flexibilidad excepcional para los gastos en el marco de los Fondos EIE a fin de responder a los efectos económicos de la pandemia de COVID-19.

Una de estas medidas implica la consignación anticipada de 14 600 millones de euros de créditos de pago en 2020 y 2021 para medidas relacionadas con el COVID-19, de los cuales 8 500 millones de euros estarán disponibles en 2020. Teniendo en cuenta el importe total disponible de los Fondos EIE que pueden ser comprometidos y pagados en el marco de los gastos relativos al COVID-19, existe el riesgo de que los créditos de pago de 2020 no sean suficientes para cubrir todas las necesidades.

El riesgo total comunicado por la Comisión omite el fondo de garantía del FEIE

La Comisión informa anualmente sobre los riesgos asumidos por el presupuesto de la UE en relación con los préstamos cubiertos directamente por el presupuesto de la UE y las operaciones financieras cubiertas por una garantía. A 31 de diciembre de 2019, la Comisión informó de lo siguiente:

  • el riesgo combinado total para estos tipos de operaciones se estimó en 72 700 millones de euros, que cubrían tanto el capital como los intereses.
  • el riesgo anual (es decir, el importe máximo que la UE tendría que pagar en un ejercicio en caso de impago de todas esas operaciones) ascendía a 4 500 millones de euros.

El importe de riesgo total notificado por la Comisión no incluye las operaciones relacionadas con el FEIE. A 31 de diciembre de 2019, la exposición del presupuesto de la UE a posibles pagos futuros en relación con la garantía del FEIE ascendía a 22 000 millones de euros de operaciones firmadas, de los cuales se habían desembolsado 17 700 millones de euros. La suma de este importe desembolsado al riesgo total de la Comisión aumentaría significativamente el riesgo total hasta 90 500 millones de euros (31 de diciembre de 2018: 90 300 millones de euros) (véase la ilustración 9).

Ilustración 9

Exposición del presupuesto de la UE

La futura exposición del presupuesto de la UE requiere una reevaluación

El artículo 210, apartado 3, del Reglamento Financiero establece que los pasivos contingentes originados por garantías presupuestarias o asistencia financiera con cargo al presupuesto de la UE pueden considerarse sostenibles si su evolución plurianual prevista es compatible con los límites establecidos por el Reglamento por el que se fije el MFP y el techo de los créditos de pago anuales. Este es el caso en la actualidad. Sin embargo, a fin de mitigar la recesión económica prevista tras la crisis del COVID-19, puede ser necesario un número significativamente mayor de préstamos y garantías con cargo al presupuesto de la UE en los próximos años. También existe un mayor riesgo de que los beneficiarios no puedan reembolsar estos préstamos o de que se ejecuten garantías.

El mandato de auditoría del Tribunal solo cubre una parte de las operaciones del BEI

El Grupo BEI (el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI)) contribuye a los objetivos de la UE mediante una combinación de operaciones financiadas o respaldadas por fondos con cargo al presupuesto de la UE, y de los recursos propios del Grupo BEI. El papel del Grupo BEI en el apoyo a las políticas de la UE ha aumentado significativamente en los MFP más recientes a medida que se ha incrementado el uso de instrumentos financieros.

En la actualidad, el Tribunal audita las operaciones del Grupo BEI sobre la base de un acuerdo tripartito entre la Comisión, el BEI y el Tribunal de Cuentas Europeo. Esto se aplica a las operaciones de préstamo en el marco del mandato conferido por la Unión Europea al Banco y a las operaciones gestionadas por el Banco que están integradas y garantizadas por el presupuesto general de la Unión Europea. Este acuerdo expirará en 2020, y se está negociando uno nuevo.

Sin embargo, en la actualidad, una gran parte de las operaciones del BEI (las que no están financiadas o respaldadas por el presupuesto de la UE) están fuera del ámbito de nuestro mandato de auditoría y por tanto tampoco están cubiertas por este acuerdo tripartito. Dada la importante contribución de estas operaciones a la consecución de los objetivos de la UE y el papel cada vez más importante del BEI en la ejecución del presupuesto de la UE, consideramos que un examen externo independiente de su regularidad y rendimiento sería beneficioso.

Recomendaciones del Tribunal

Recomendamos que la Comisión:

  • siga de cerca las necesidades de pago y adopte medidas, en el marco de sus competencias institucionales, para garantizar la disponibilidad de créditos de pago en vista de las necesidades extraordinarias derivadas de la crisis del COVID-19.
  • incluya todos los riesgos relacionados con las operaciones de préstamo y garantía en sus informes sobre la exposición del presupuesto de la UE, incluidos los generados por el fondo de garantía del FEIE.
  • vuelva a evaluar si los mecanismos existentes para mitigar la exposición del presupuesto de la UE al riesgo son suficientes y adecuados en el contexto de la crisis del COVID-19.

También recomendamos que el Parlamento Europeo y el Consejo insten al BEI a que permita al Tribunal de Cuentas Europeo auditar todas sus actividades de financiación, incluso las que no son objeto de un mandato específico de la UE.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre las principales constataciones relativas a la gestión presupuestaria y financiera, véase el capítulo 2 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019.

Más detalles sobre los ámbitos de ingresos y de gastos

Ingresos

163 900 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

Nuestra auditoría se centró en los ingresos del presupuesto de la UE, que financia el gasto de la Unión. Examinamos algunos sistemas de control clave para gestionar recursos propios, así como una muestra de operaciones relativas a los ingresos.

Las contribuciones de los Estados miembros basadas en su renta nacional bruta (RNB) ascendieron al 64 % de los ingresos totales de la UE en 2019, mientras que los ingresos procedentes del impuesto sobre el valor añadido (IVA) representaron el 11 %. Estas contribuciones se calculan utilizando estadísticas macroeconómicas y estimaciones proporcionadas por los Estados miembros.

Los recursos propios tradicionales, que consisten principalmente en derechos de aduana sobre las importaciones recaudados por las administraciones de los Estados miembros en representación de la UE, proporcionaron un 13 % adicional de los ingresos de la UE. El 12 % restante procedió de otras fuentes (por ejemplo, contribuciones y devoluciones derivadas de acuerdos y programas de la UE, intereses de demora y multas, así como otros ingresos).

¿Qué constatamos?

Importe objeto de auditoría ¿Afectado por errores materiales?
163 900 millones de euros No - Exento de errores materiales en 2019 y 2018
Medidas preventivas y correctoras

En general, los sistemas relacionados con los ingresos que examinamos eran eficaces, mientras que los controles internos clave de los recursos propios tradicionales que evaluamos en la Comisión y en algunos Estados miembros eran parcialmente eficaces. También hallamos insuficiencias importantes en los controles de los Estados miembros para reducir la brecha fiscal de aduanas que requieren la acción de la UE.

Al igual que el año pasado, detectamos una serie de insuficiencias en la gestión por los Estados miembros de los derechos de aduana constatados pero aún no recaudados. Entre ellas figuraban, en particular, los retrasos en la notificación de las deudas aduaneras y la ejecución tardía del cobro de dichas deudas. También observamos una vez más que la Comisión tardó demasiado en resolver las deficiencias detectadas en los Estados miembros, en los recursos propios basados en el IVA y en los recursos propios tradicionales.

Además, observamos dos deficiencias importantes en los controles de los Estados miembros para reducir la «brecha aduanera», es decir, los importes eludidos no recogidos en los sistemas de contabilidad de los recursos propios tradicionales de los Estados miembros. La primera se refiere a una falta de armonización en la UE de la realización de controles aduaneros para mitigar el riesgo de importaciones infravaloradas en toda la Unión Aduanera, y la segunda, a la incapacidad de los Estados miembros para identificar a los operadores de mayor riesgo económico en la UE para someterlos a auditorías posteriores al despacho aduanero.

Por cuarto año consecutivo, la Comisión, en su informe anual de actividades, ha formulado una reserva relativa a la exactitud del valor de los recursos propios tradicionales recaudados. Esta reserva tiene en cuenta los casos de infravaloración de textiles y calzado por parte de algunos importadores de China detectados en el Reino Unido. Como este se negó a cubrir las pérdidas estimadas de 2 100 millones de euros, la Comisión remitió el asunto al Tribunal de Justicia en marzo de 2019. El procedimiento está en curso.

La Comisión completó su ciclo de verificación plurianual sobre la RNB de los Estados miembros en abril de 2020 y formuló una serie de reservas sobre la forma en que los Estados miembros compilaron los datos de la RNB.

Recomendaciones del Tribunal

Recomendamos que la Comisión:

  • proporcione a los Estados miembros apoyo periódico en la selección de los importadores de mayor riesgo para las auditorías posteriores al despacho aduanero, en particular recopilando y analizando los datos de importación pertinentes en la UE y compartiendo con ellos los resultados de sus análisis;
  • establezca procedimientos de supervisión y seguimiento más sólidos, fijando plazos, para resolver las deficiencias relacionadas con los recursos propios tradicionales detectadas en los Estados miembros.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal de los ingresos de la UE, véase el capítulo 3 de nuestro Informe anual relativo al ejercicio 2019.

Competitividad para el crecimiento y el empleo

Gasto total 21 700 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

Los programas de gasto en este ámbito político desempeñan un papel importante en el fomento del crecimiento y la creación de empleo en la UE y en el fomento de una sociedad integradora. El programa de investigación e innovación Horizonte 2020 (y su predecesor, el Séptimo Programa Marco) y el programa Erasmus + para la educación, la formación, los jóvenes y el deporte representan la mayor parte del gasto. Otros programas proporcionan financiación para el programa espacial Galileo (el sistema global de navegación por satélite de la UE), el Mecanismo «Conectar Europa» y el Reactor Termonuclear Internacional (ITER).

En 2019, el gasto auditado en este ámbito ascendió a 16 700 millones de euros (véase la ilustración 1). La mayor parte de estos gastos fueron gestionados directamente por la Comisión. Esta concede anticipos a beneficiarios públicos o privados tras la firma de un convenio de subvención o una decisión de financiación y, en función de la evolución de los proyectos cofinanciados, reembolsa una parte de los costes totales que se notifican, deduciendo los anticipos.

Los programas de investigación e innovación representaron casi la mitad (el 46 %) del gasto que auditamos en 2019.

¿Qué constatamos?

Importe objeto de auditoría ¿Afectado por errores materiales? Nivel de error más probable estimado
16 700 millones de euros 4,0 % (2018: 2 %)

En general, estimamos que el nivel de error en «Competitividad» es significativo.

En 2019, 51 de las 130 operaciones examinadas contenían errores.

La mayoría de estos errores consistían en costes no subvencionables, como costes de personal sobrestimados o el reembolso de gastos de viaje no relacionados con el proyecto de la UE auditado o no realizados realmente. También constatamos casos de criterios de selección discriminatorios establecidos en anuncios de contratación o documentos de licitación.

Ejemplo — costes de personal no subvencionables

En un proyecto de Horizonte 2020, las cotizaciones a la seguridad social calculadas por el beneficiario eran superiores a las realmente pagadas. Además, el beneficiario había calculado los costes de personal de un miembro de la plantilla sobre la base de una tarifa horaria sobrestimada.

Medidas preventivas y correctoras

La Comisión había aplicado medidas correctoras que redujeron nuestro nivel de error estimado para este capítulo en 0,65 puntos porcentuales.

Sin embargo, se había dispuesto de suficiente información para prevenir, o detectar y corregir, otros ocho casos en los que detectamos, y cuantificamos, errores. Si esta información se hubiera utilizado para corregir los errores, nuestro nivel de error estimado habría sido 1,1 puntos porcentuales inferior.

Horizonte 2020

Las normas para declarar los costes de personal en el marco de Horizonte 2020 son complejas, a pesar de los esfuerzos de simplificación. En particular, el cálculo de los costes de personal sigue siendo una fuente importante de error, y la metodología de cálculo es ahora más compleja en algunos aspectos que en programas de investigación anteriores. En la práctica totalidad de las operaciones de investigación afectadas por errores, la tarifa horaria (o mensual) se había calculado de manera incorrecta.

Hemos informado previamente de las mejoras en el diseño del programa y en la estrategia de control de la Comisión con respecto a Horizonte 2020. La simplificación ha facilitado las cosas a los participantes y ha contribuido a reducir el riesgo de error, por ejemplo, al fijar un porcentaje general a tanto alzado para los gastos indirectos.

Una estrategia para impulsar la investigación europea es aumentar la participación del sector privado, especialmente por las empresas emergentes y las pymes. Sin embargo, observamos que los proyectos ejecutados por estos tipos de beneficiarios tenían más probabilidades de estar afectados por errores, lo que indica la necesidad de una mejor información y orientación.

Evaluación del trabajo de otros auditores

En el curso de nuestro trabajo, examinamos las auditorías llevadas a cabo tanto por la Comisión como por auditores externos que trabajaban en su nombre. En algunos de los expedientes examinados, detectamos insuficiencias en la documentación del trabajo de auditoría realizado, en la coherencia del muestreo y en la presentación de informes, así como en la calidad de los procedimientos de auditoría. En los dos últimos años, el Tribunal no ha podido basarse en las conclusiones de 17 de las 40 auditorías examinadas.

Información de la Comisión sobre la regularidad del gasto en competitividad

El año pasado, notificamos un problema relacionado con el método utilizado por la Comisión para calcular un porcentaje de error representativo en Horizonte 2020, tras lo cual, la Comisión ha recalculado sus estimaciones del porcentaje de error. Como consecuencia de ello, el porcentaje de error comunicado respecto de Horizonte 2020 en 2019 fue 0,34 puntos porcentuales superior al que se habría aplicado con arreglo al enfoque anterior.

Si bien acogemos favorablemente la rápida medida correctora, esta no tiene en cuenta las cuestiones pendientes relativas a las auditorías ex post de la Comisión e implica que el porcentaje de error de la Comisión para Horizonte 2020 sigue estando infravalorado.

Recomendaciones del Tribunal

Recomendamos que la Comisión:

  • lleve a cabo controles más específicos de las declaraciones de costes de las pymes y refuerce su campaña de información y orientación sobre las normas de financiación de Horizonte 2020, dirigiéndola especialmente a las pymes;
  • lleve a cabo una campaña para recordar a todos los beneficiarios de Horizonte 2020 las normas para calcular y declarar los costes de personal;
  • simplifique aún más las normas sobre los costes de personal en la próxima generación de programas de investigación (Horizonte Europa);
  • que Horizonte 2020:
    • aborde las deficiencias relativas a la documentación del trabajo de auditoría realizado, a la coherencia del muestreo y a la calidad de los procedimientos de auditoría;
    • tome las medidas apropiadas para garantizar que los auditores conocen en profundidad las normas aplicables y verifique la calidad de su trabajo.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal de los gastos de la UE en «Competitividad para el crecimiento y el empleo», véase el capítulo 4 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019.

Cohesión económica, social y territorial

Gasto total 53 800 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

El gasto de esta subrúbrica tiene por objeto reforzar la competitividad y reducir las disparidades de desarrollo entre los distintos Estados miembros y regiones de la UE. La financiación tiene lugar a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo de Cohesión (FC), el Fondo Social Europeo (FSE) y otros regímenes, como el Instrumento Europeo de Vecindad, el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD) y el Mecanismo «Conectar Europa» (MCE).

La gestión de la mayor parte del gasto es compartida por la Comisión y los Estados miembros. La UE cofinancia programas operativos plurianuales (PO), con cargo a los cuales se financian proyectos. Dentro de la Comisión, la Dirección General de Política Regional y Urbana (DG Política Regional y Urbana) se encarga de la ejecución del FEDER y el FC, y la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión (DG Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión), de la del FSE.

En este ámbito, para nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019, auditamos un gasto de 28 400 millones de euros (23 600 millones de euros en 2018 (véase la ilustración 1). De acuerdo con nuestro enfoque, este importe incluía 26 700 millones de euros de gastos de ejercicios anteriores que la Comisión había aceptado o liquidado en 2019. Los pagos efectuados en 2019, que ascendían a 52 000 millones de euros y que correspondían a gastos que no habían sido aceptados todavía, no formaron parte de la población de auditoría del Tribunal.

¿Qué constatamos?

Importe objeto de auditoría ¿Afectado por errores materiales? Nivel de error más probable estimado
28 400 millones de euros 4,4 % (2018: 5,0 %)

En general, estimamos que el nivel de error en «Cohesión económica, social y territorial» es significativo.

En 2019, verificamos 236 operaciones, de las cuales 220 ya habían sido controladas por las autoridades de auditoría de los Estados miembros antes de que los gastos fueran declarados a la Comisión como subvencionables. En 29 de estas operaciones, detectamos errores que no habían sido detectados en estos controles. Tras añadirlos a los 64 errores detectados previamente por las autoridades de auditoría, y teniendo en cuenta las correcciones financieras correspondientes aplicadas posteriormente por las autoridades de los programas (por un importe total de 334 millones de euros para los períodos 2007‑2013 y 2014‑2020 considerados conjuntamente), estimamos que el nivel de error residual es del 4,4 %.

Los proyectos no subvencionables y las infracciones de las normas del mercado interior (en particular el incumplimiento de las normas de contratación pública y de ayudas estatales) fueron los que más contribuyeron a nuestro nivel de error estimado, seguidos de gastos no subvencionables. El número y el impacto de los errores detectados demuestran que existe un alto riesgo inherente de error en este ámbito y que los controles de las autoridades de gestión siguen siendo a menudo ineficaces para prevenir o detectar irregularidades en los gastos declarados por los beneficiarios.

Ejemplo de proyecto no subvencionable

En Portugal, una autoridad local solicitó la cofinanciación por la UE de los costes de la construcción de un camino peatonal urbano. El contrato se había adjudicado en 2015, con un plazo de cuatro meses para su finalización. En realidad, el proyecto ya se había completado físicamente en el momento de la solicitud, lo que no se ajustaba a las condiciones de subvencionabilidad, que no permiten la financiación de proyectos ya finalizados.

Hallamos otros dos casos de incumplimiento del artículo 65, apartado 6, del Reglamento de disposiciones comunes en Italia.

Evaluación del trabajo de las autoridades de auditoría

Las autoridades de auditoría de los Estados miembros desempeñan un papel fundamental en el marco de control y fiabilidad del gasto en cohesión, en particular para garantizar que los porcentajes de error residual se mantengan por debajo del umbral de materialidad del 2 %.

Este año, examinamos el trabajo de 18 de las 116 autoridades de auditoría en relación con 20 paquetes de fiabilidad del período 2014‑2020 y cuatro paquetes de cierre del período 2007‑2013. En todos estos casos, las autoridades de auditoría habían notificado porcentajes de error residual inferiores al 2 %. Sin embargo, los errores no detectados por las autoridades de auditoría repercutieron en los porcentajes de error residual notificados e implicaron que, de hecho, se situaran por encima del 2 % en 9 de los 20 paquetes de fiabilidad para el período 2014‑2020. La Comisión llegó a resultados similares en ocho de estos paquetes.

En los últimos tres años que hemos examinado el trabajo de las autoridades de auditoría, constatamos que, en aproximadamente la mitad de los paquetes de fiabilidad examinados (tanto en cuanto al número de paquetes como al volumen de gastos), habían notificado incorrectamente porcentajes de error residual inferiores al 2 %. Todavía son necesarias mejoras significativas antes de poder confiar en su trabajo y en los porcentajes de error residual notificados. Los esfuerzos conjuntos de la Comisión y las autoridades de auditoría, que dieron lugar a una nota sobre buenas prácticas para el trabajo de documentación de las autoridades de auditoría, constituye un primer paso para la mejora.

Informes de las Direcciones Generales de Política Regional y Urbana y de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión sobre la regularidad del gasto de cohesión

Los informes anuales de actividades son los principales instrumentos con que cuentan las direcciones generales de la Comisión para notificar si hay garantías razonables de que los procedimientos de control de los Estados miembros garantizan la regularidad del gasto.

Las direcciones generales formulan una reserva en el informe anual de actividades con respecto a un PO si las insuficiencias en el sistema de gestión y control del Estado miembro correspondiente suponen un riesgo significativo para el presupuesto de la UE. A tal fin, deben tener en cuenta toda la información disponible en el momento de la evaluación, incluidos los porcentajes de error comunicados por las autoridades de auditoría. Sin embargo, constatamos que estos porcentajes de error eran, en su mayoría, porcentajes provisionales para los gastos incluidos en las cuentas anuales que la Comisión aún no había aceptado. Es posible que las reservas no cubran todos los riesgos significativos.

Las direcciones generales de la Comisión también presentan un porcentaje de error en los informes anuales de actividades como indicador clave de resultados (ICR) sobre la regularidad. En 2019, la DG Política Regional y Urbana comunicó un indicador superior, y la DG Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, uno inferior al nivel de materialidad del 2 %. En su Informe Anual relativo al ejercicio 2018, llegamos a la conclusión de que, por diversas razones, el indicador clave de resultados debe considerarse un porcentaje mínimo y que la Comisión puede realizar trabajo adicional en años posteriores antes de que sea definitivo. La Comisión confirmó que esta situación también es válida para 2019.

La Comisión utilizó estos porcentajes de error en el Informe anual de gestión y rendimiento de 2019 para proporcionar información sobre la regularidad del ámbito de la política de cohesión. Informó de un riesgo global en el momento del pago de entre el 2,2 % y el 3,1 %, lo que confirma un nivel significativo de error en este ámbito. Sin embargo, debido a las deficiencias del trabajo de las autoridades de auditoría y a los problemas que detectamos en relación con los porcentajes de error residual notificados en los informes anuales de actividades de las dos direcciones generales, consideramos que los porcentajes agregados en el informe anual de gestión y rendimiento están infravalorados, y actualmente no podemos basarnos en ellos.

Recomendaciones del Tribunal

Subrayamos que dos de nuestras recomendaciones del año anterior se refieren a cuestiones que hemos vuelto a detectar y, por lo tanto, no las hemos repetido. Además, hemos identificado nuevos problemas y recomendamos a la Comisión que:

  • aclare lo que se entiende por operaciones «concluidas materialmente» y/o «ejecutadas íntegramente». Esto ayudaría a los Estados miembros a verificar que las operaciones son conformes con el artículo 65, apartado 6, del RDC y a evitar la falta de detección de operaciones no subvencionables. Debería quedar claro que esta condición se refiere únicamente a los trabajos o actividades necesarios para lograr las realizaciones de la operación, y no a los aspectos financieros y administrativos;
  • analice las principales fuentes de errores no detectados y desarrolle las medidas necesarias junto con las autoridades de auditoría para mejorar la fiabilidad de los porcentajes residuales notificados.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal del gasto de la UE en «Cohesión económica, social y territorial», véase el capítulo 5 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019.

Recursos naturales

Gasto total 59 500 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

Este ámbito de gasto abarca la política agrícola común (PAC), la política pesquera común y una parte del gasto de la UE en medio ambiente y acción por el clima.

La PAC representa el 98 % del gasto en «Recursos naturales». Sus tres objetivos generales establecidos en la legislación de la UE son:

  • una producción alimentaria viable, con atención especial a la renta agrícola, la productividad agraria y la estabilidad de los precios;
  • la gestión sostenible de los recursos naturales y la acción por el clima, con atención especial a las emisiones de gases de efecto invernadero, la biodiversidad, el suelo y el agua;
  • el desarrollo territorial equilibrado en las zonas rurales.

El gasto de la PAC en el marco del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) se divide en dos grandes categorías:

  • pagos directos a los agricultores, que se financian plenamente con cargo al presupuesto de la UE;
  • medidas de mercado agrícola, financiadas también íntegramente por el presupuesto de la UE, con excepción de determinadas medidas cofinanciadas por los Estados miembros, como las medidas de promoción y el programa de consumo de frutas, hortalizas y leche en las escuelas.

Además, la PAC apoya las estrategias y proyectos de desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader). Desde el inicio del período 2014‑2020, el Feader forma parte de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) y está sujeto al Reglamento sobre disposiciones comunes de los Fondos EIE.

En 2019, el gasto auditado en este ámbito ascendió a 59 400 millones de euros (véase la ilustración 1).

La Comisión comparte la gestión de la PAC con los Estados miembros.

¿Qué constatamos?

Importe objeto de auditoría ¿Afectado por errores materiales? Nivel de error más probable estimado
59 400 millones de euros Próximo al umbral de materialidad 1,9 % (2018: 2,4 %)

En general, observamos que el nivel de error en «Recursos naturales» está próximo al umbral de materialidad.

Al igual que en años anteriores, en el caso de los pagos directos basados principalmente en la superficie de tierra agrícola declarada por los agricultores y que representan el 70 % del gasto en «Recursos naturales», el nivel de error no era significativo. En los ámbitos restantes (desarrollo rural, medidas de mercado, pesca, medio ambiente y acción por el clima), nuestros resultados indican un nivel significativo de error.

Pagos directos a los agricultores: 70 % del gasto

La principal herramienta de gestión de los pagos directos es el sistema integrado de gestión y control (SIGC), que incorpora el sistema de identificación de parcelas agrícolas (SIP). El SIGC ha resultado de gran ayuda para reducir el nivel de error en los pagos directos y, en particular, el SIP ha contribuido de manera significativa.

Comprobamos 95 pagos directos, constatamos que 81 estaban libres de errores y detectamos errores poco significativos en las operaciones restantes.

Desarrollo rural, medidas de mercado, pesca, medio ambiente y acción por el clima: 30 % del gasto

Constatamos que 30 de las 156 operaciones examinadas en este ámbito estaban afectadas por errores. Las principales fuentes de error fueron beneficiarios, actividades, proyectos o costes no subvencionables (véase el ejemplo).

Ejemplo: proyecto no subvencionable en una zona rural

Un beneficiario, cuya actividad principal es el cultivo del campo en una explotación de más de 1 000 hectáreas, había presentado una propuesta de un proyecto para construir una instalación de almacenamiento de pienso. Las autoridades nacionales aprobaron la propuesta en virtud de una medida para el desarrollo de explotaciones ganaderas y la utilización de tecnologías de energías renovables. Sin embargo, el beneficiario utilizó la ayuda para construir una instalación de almacenamiento de cereales. Esto era contrario a las normas nacionales, en virtud de las cuales, la ayuda para la construcción de instalaciones de almacenamiento de cultivos solo estaba disponible para explotaciones más pequeñas.

Informe de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural sobre la regularidad del gasto de la PAC

El director de cada organismo pagador facilita a la DG Agricultura y Desarrollo Rural una declaración de gestión anual sobre la eficacia de sus sistemas de control, junto con un informe de sus controles administrativos y sobre el terreno («estadísticas de control»). Desde 2015, con el fin de ofrecer garantías adicionales, se ha pedido a los organismos de certificación que emitan un dictamen anual para cada organismo pagador sobre la legalidad y regularidad de los gastos cuyo reembolso han solicitado los Estados miembros.

La DG Agricultura y Desarrollo Rural utiliza las estadísticas de control de los organismos pagadores y realiza ajustes basados en los resultados de las auditorías de los organismos de certificación, y de sus propias comprobaciones de los sistemas y gastos de los organismos pagadores, para calcular una cifra de «riesgo en el momento del pago». Esta dirección general estimó que el riesgo en el momento del pago era de alrededor del 1,9 % para el gasto de la PAC en su conjunto para 2019. Asimismo, estimó un riesgo en el momento del pago de alrededor del 1,6 % en el caso de los pagos directos, del 2,7 % en el del desarrollo rural y del 2,8 % en el de las medidas de mercado.

Según la dirección general, los organismos de certificación lograron una mejora significativa en su trabajo en 2019, pero también observa limitaciones en la fiabilidad de los resultados del trabajo de los organismos de certificación, debido a deficiencias en la manera en que algunos de ellos realizan el muestreo y llevan a cabo sus controles.

Consideramos que la ampliación en 2015 del papel de los organismos de certificación para emitir una opinión sobre la regularidad del gasto de la PAC constituyó una evolución positiva. Sin embargo, en nuestra repetición de las operaciones ya comprobadas por los organismos de certificación detectamos ámbitos en los que todavía es posible introducir mejoras de tipo similar a las identificadas por la Comisión.

Políticas y procedimientos de lucha contra el fraude en la PAC

El fraude es un acto u omisión cometido con la intención de inducir a error y que da lugar a pagos indebidos. Nuestra metodología está concebida para verificar si las operaciones auditadas están libres de irregularidades materiales, ya sea por fraude o por error no deliberado. Cada año, en nuestra verificación de operaciones, identificamos presuntos casos de fraude en el gasto de la PAC.

Tanto la Comisión como los Estados miembros son responsables de abordar el fraude en el gasto de la PAC. La DG AGRI ofrece formación y orientación sobre los riesgos de fraude a los organismos de gestión y control de los Estados miembros. Además, la Oficina de Lucha contra el Fraude de la Comisión investiga los casos de presunto fraude en cooperación con los organismos nacionales de investigación.

En febrero de 2019, la DG Agricultura y Desarrollo rural puso en marcha un proyecto piloto para incitar a los Estados miembros a utilizar el sistema Arachne, una herramienta informática que puede ayudar a los organismos pagadores a identificar proyectos, beneficiarios y contratistas que corren el riesgo de ser objeto de fraude, conflicto de intereses e irregularidades, para su ulterior evaluación. Ya existe un enfoque similar para el gasto de cohesión.

Constatamos que:

  • la DG Agricultura y Desarrollo Rural actualizó por última vez su análisis del riesgo de fraude en 2016;
  • ni la OLAF ni la DG Agricultura y Desarrollo Rural evaluaron las medidas de los Estados miembros para prevenir y combatir el fraude en el gasto de la PAC;
  • en marzo de 2020, doce organismos pagadores de nueve Estados miembros participaron en el proyecto piloto Arachne.

Recomendaciones del Tribunal

Recomendamos que la Comisión:

  • actualice con mayor frecuencia su análisis de los riesgos de fraude de la PAC;
  • lleve a cabo un análisis de las medidas de prevención del fraude de los Estados miembros;
  • difunda buenas prácticas en el uso de Arachne para seguir fomentando su utilización por los organismos pagadores.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal de los gastos de la UE en «Recursos naturales», véase el capítulo 6 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019.

Seguridad y ciudadanía

Gasto total 3 300 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

Este ámbito de gasto agrupa varias políticas cuyo objetivo común es reforzar el concepto de «ciudadanía de la UE» mediante la creación de un espacio de libertad, justicia y seguridad sin fronteras interiores.

La gestión de la ejecución de «Seguridad y ciudadanía» es ampliamente compartida entre los Estados miembros y la Dirección General de Migración y Asuntos de Interior de la Comisión. Los fondos más importantes de esta rúbrica son:

  • el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI), que tiene como objetivo contribuir a la gestión eficaz de los flujos migratorios, así como aportar un enfoque común de la UE sobre el asilo y la migración;
  • el Fondo de Seguridad Interior (FSI), que financia la cooperación policial dentro de la UE y la gestión de las fronteras exteriores de la UE.

En 2019, estos dos fondos representaron algo menos de la mitad (45 %) del gasto de la UE en este ámbito.

El gasto de 14 agencias descentralizadas que participan en la aplicación de las prioridades clave de la UE en los ámbitos de la migración y la seguridad, la cooperación judicial y la salud representa otro 29 %. Informamos por separado sobre las agencias de la UE en nuestros informes anuales específicos y en un resumen anual titulado “Informe anual sobre las agencias de la UE correspondiente al ejercicio 2019”.

En 2019, el importe de los gastos auditados en este ámbito fue de 3 000 millones de euros (véase la ilustración 1).

¿Qué constatamos?

En 2019, examinamos sistemas seleccionados que abarcaban las principales políticas en este ámbito de gasto y el trabajo realizado por las autoridades nacionales de auditoría para el FAMI y el FSI, y verificó un número reducido de operaciones.

Todas las autoridades de auditoría examinadas habían desarrollado y ejecutado procedimientos detallados de suficiente calidad como para ser considerados conformes con las normas aplicables. En algunos casos, como la cobertura mínima en caso de submuestreo, la Comisión consideró que el trabajo de las autoridades de auditoría era insuficiente. Detectamos deficiencias adicionales en su trabajo, aunque no eran significativas.

Por lo que se refiere a las orientaciones de la Comisión a estas autoridades de auditoría, observamos la necesidad de aclaraciones adicionales en relación con el enfoque del uso del muestreo no estadístico. Además, constatamos que algunas autoridades de auditoría diferían en su definición de «pago intermedio», lo que afectó a la comparabilidad de sus resultados de auditoría.

Informes anuales de actividades y otros mecanismos de gobernanza

En general, la información proporcionada por la DG Migración y Asuntos de Interior y la DG Justicia y Consumidores en su informe anual de actividades en relación con la regularidad de las operaciones subyacentes corroboró nuestros resultados y conclusiones.

Recomendaciones del Tribunal

Recomendamos que la Comisión:

  • publique orientaciones para las autoridades de auditoría de los Estados miembros sobre el muestreo y el cálculo del porcentaje de error;
  • pida a estos que documenten adecuadamente su trabajo.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal de los gastos de la UE en «Seguridad y ciudadanía», véase el capítulo 7 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019.

Una Europa global

Gasto total 10 100 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

Este ámbito de gasto abarca los gastos en política exterior, la promoción de los valores de la UE fuera de sus fronteras, el apoyo a los países candidatos y candidatos potenciales a la adhesión a la UE, y la cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria proporcionada a los países vecinos y en desarrollo (salvo los Fondos Europeos de Desarrollo).

El gasto en «Una Europa global» es ejecutado:

  • directamente por varias direcciones generales de la Comisión, en particular la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo y la Dirección General de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, bien desde sus servicios centrales en Bruselas, bien a través de delegaciones de la UE en más de 150 países beneficiarios;
  • indirectamente por los países beneficiarios y organizaciones internacionales mediante el uso de una amplia gama de instrumentos de cooperación y métodos de ejecución.

En 2019, el importe de los gastos auditados en este ámbito fue de 8 200 millones de euros (véase la ilustración 1).

¿Qué constatamos?

En 2019, identificamos 11 errores que tenían un impacto financiero en los importes imputados al presupuesto de la UE. También hallamos otros 11 casos de incumplimiento de las disposiciones legales y financieras.

Las operaciones relacionadas con el apoyo presupuestario y los proyectos ejecutados por organizaciones internacionales con arreglo al «enfoque nocional» (en los que parte de los costes que no pueden optar a la financiación de la UE pueden ser financiados por otros donantes en el marco de una medida cofinanciada conjuntamente) fueron menos proclives a error. El Tribunal no detectó ningún error en esos ámbitos en 2019.

Estudio del porcentaje de error residual (PER) de la Dirección General de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación

En 2019, la DG Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación encargó a un contratista externo que realizara en su nombre su quinto estudio del porcentaje de error residual (PER) para estimar el nivel de error restante tras finalizar todos los controles de gestión destinados a prevenir, detectar y corregir errores en todo su ámbito de responsabilidad.

Por tercer año consecutivo, el estudio estimó que el PER global se situaba por debajo del umbral de materialidad del 2 % fijado por la propia Comisión.

El estudio del PER de la Comisión no constituye un encargo de fiabilidad ni una auditoría. Seguimos teniendo reservas sobre la fiabilidad de los resultados del estudio.

Factores que distorsionan los resultados del estudio del PER de la Comisión

  • limitaciones en los controles de los procedimientos de contratación pública (por ejemplo, sobre las razones para rechazar a los candidatos no seleccionados, el cumplimiento por parte del licitador seleccionado de todos los criterios de selección y adjudicación, o las justificaciones de las adjudicaciones directas);
  • el método utilizado para estimar el PER, que ofrece al contratista un amplio margen de interpretación al estimar los errores individuales.

Además, en aproximadamente la mitad de las operaciones que formaban parte de la muestra, el estudio del PER se basa total o parcialmente en trabajos de control previos. Para estas operaciones, el contratista no realiza controles o realiza controles limitados, sino que se basa en el trabajo realizado previamente. El objetivo del estudio del PER es identificar los errores no detectados en anteriores trabajos de control. Al basarse en el trabajo de control previo, el estudio del PER no mide completamente tales errores.

Informamos previamente en nuestros informes anuales de 2017 y 2018 sobre las limitaciones de la metodología del estudio del PER. En consecuencia, para nuestras declaraciones de fiabilidad de 2018 y 2019, realizamos controles adicionales en ámbitos en los que habíamos observado tales limitaciones. Seleccionamos aleatoriamente seis operaciones de estudios anteriores del PER, una media de dos operaciones por delegación de la UE visitada. Tres de ellas estaban afectadas por errores.

Anteriormente, habíamos recomendado que la Comisión aumentara la ponderación, en la muestra del PER, de las subvenciones en régimen de gestión directa, debido a su riesgo de error relativamente elevado. En respuesta, la DG Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación introdujo un porcentaje de error adicional para las subvenciones de gestión directa (el «porcentaje de subvención»). Sin embargo, aplicó un nivel de confianza más bajo (80 %) para dicho porcentaje que para el PER global (95 %). Como consecuencia de ello, la estimación del error en las subvenciones de gestión directa era menos precisa, a pesar de su mayor nivel de riesgo.

Análisis del informe anual de actividades de la DG Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación

Nuestro examen del informe anual de actividades de 2019 de la DG Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación no reveló ninguna información que pudiera contradecir nuestras constataciones. Sin embargo, esta dirección general no hizo referencia a las limitaciones del estudio del PER, que es un elemento importante para su declaración de fiabilidad.

Recomendaciones del Tribunal

Recomendamos que la Comisión:

  • revele las limitaciones del estudio del PER en los informes anuales de actividades de 2020 y futuros de la DG Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación;
  • aumente el nivel de confianza que utiliza la DG Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación en su metodología para calcular el porcentaje de subvención hasta el mismo nivel aplicado al resto de la población del porcentaje de error residual, a fin de reflejar con mayor precisión el mayor riesgo en el ámbito de las subvenciones de gestión directa;
  • Identifique tipos de error recurrentes como el IVA y el registro del tiempo, y refuerce los controles de estos errores.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal de los gastos de la UE en «Una Europa global», véase el capítulo 8 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019.

Administración

Gasto total 10 400 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

La auditoría abarcó los gastos administrativos de las instituciones y algunos órganos de la UE: el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea, la Comisión, el Tribunal de Justicia, el Tribunal de Cuentas, el Comité Económico y Social, el Comité de las Regiones, el Defensor del Pueblo Europeo, el Supervisor Europeo de Protección de Datos y el Servicio Europeo de Acción Exterior.

En 2019, las instituciones y los órganos de la UE gastaron un total de 10 400 millones de euros en administración (véase la ilustración 1). Este importe abarcó el gasto correspondiente a recursos humanos (alrededor del 60 % del total), inmuebles, equipos, energía, comunicaciones y tecnología de la información.

Los propios estados financieros del Tribunal son auditados por un revisor externo. Cada año, publicamos la opinión de auditoría y el correspondiente informe en el Diario Oficial de la Unión Europea y en nuestro sitio web.

¿Qué constatamos?

Importe objeto de auditoría ¿Afectado por errores materiales?
10 400 millones de euros No - Exento de errores materiales en 2019 y 2018

En 2019, examinamos sistemas seleccionados de control y supervisión del Comité Económico y Social Europeo, del Comité de las Regiones y del Supervisor Europeo de Protección de Datos. También examinamos 45 operaciones.

Como en ejercicios anteriores, estimamos que el nivel de error es inferior al umbral de materialidad.

No identificamos ninguna cuestión específica relativa al Consejo, al Tribunal de Justicia, al Servicio Europeo de Acción Exterior, al Comité de las Regiones, al Defensor del Pueblo Europeo, al Supervisor Europeo de Protección de Datos o al Tribunal de Cuentas. En la Comisión, el Tribunal detectó menos errores relativos a los gastos de personal y a la gestión de las asignaciones familiares por parte de la Oficina de Gestión y Liquidación de Derechos Individuales (PMO) que en ejercicios anteriores. Por lo que se refiere al Parlamento Europeo, detectamos errores en un pago a un partido político. El Comité Económico y Social Europeo todavía no ha desarrollado una política de funciones sensibles conforme a sus normas de control interno. Tampoco ha formulado una definición de puesto o función sensible, ni ha realizado un análisis de riesgos con el objetivo de adoptar controles para mitigar el riesgo y, en última instancia, una política de movilidad interna. También constatamos que el Comité Económico y Social Europeo no ha llevado a cabo una evaluación exhaustiva de riesgos desde 2014.

Menos funcionarios de la UE, más agentes contractuales

Asimismo, analizamos cómo había cambiado la situación de la dotación de personal en las instituciones y órganos de la UE entre 2012 y 2018. Constatamos que habían reducido el número de puestos de funcionarios (es decir, personal permanente y temporal) en 1 409 (3 %), aumentando gradualmente el número de agentes contractuales de 8 709 a 11 962. Durante este período, la proporción de agentes contractuales en las previsiones totales de personal aumentó del 17 % al 22 %.

El número de agentes contractuales adicionales contratados durante el ejercicio difiere significativamente de una institución a otra. Esto refleja en parte la manera en que las nuevas tareas derivadas de la rápida evolución de las prioridades y la respuesta a situaciones especiales o urgentes, como la crisis migratoria, han aumentado la carga de trabajo en ámbitos específicos.

Entre 2012 y 2018, los costes salariales totales aumentaron un 15 %, pasando de 4 116 millones de euros a 4 724 millones de euros. Los costes salariales aumentaron un 12 % en el caso del personal permanente y temporal, y un 59 % en el caso de los agentes contractuales. Los principales factores determinantes fueron la expansión de la mano de obra total, la indexación anual de las retribuciones, las promociones del personal y los aumentos de escalón dentro de los grados. En el caso de los agentes contractuales, también se produjo un aumento de la proporción de personal en los grados superiores III y IV.

Recomendaciones del Tribunal

El Tribunal recomienda que:

  • el Comité Económico y Social Europeo aplique una política para tratar las funciones sensibles, basándose en una evaluación exhaustiva de riesgos que dé lugar a la definición de controles atenuantes que tengan en cuenta el tamaño del comité y la naturaleza de su trabajo.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal de los gastos de la UE en «Administración», véase el capítulo 9 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019.

Fondos Europeos de Desarrollo

Gasto total 3 800 millones de euros

¿Qué fiscalizamos?

Los Fondos Europeos de Desarrollo (FED), creados en 1959, constituyen el principal instrumento de ayuda de la Unión Europea (UE) para la cooperación al desarrollo a países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP), y países y territorios de ultramar (PTU). El Acuerdo de Asociación firmado en Cotonú el 23 de junio de 2000 por un período de 20 años («Acuerdo de Cotonú») constituye el marco actual por el que se rigen las relaciones de la UE con los países ACP y los PTU. Su principal objetivo es reducir y, en última instancia, erradicar la pobreza.

En 2019, el importe total de los gastos auditados en este ámbito fue de 3 400 millones de euros. Este gasto corresponde a los octavo, noveno, décimo y undécimo FED.

Los FED son gestionados por la Comisión, fuera del marco del presupuesto general de la UE, y la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo es la principal DG responsable.

¿Qué constatamos?

Las cuentas de 2019 presentan fielmente la situación financiera de los FED, los resultados de sus operaciones, los flujos de tesorería y los cambios en los activos netos.

El Tribunal también llega a la conclusión de que la recaudación de los FED estaba exenta de errores materiales.

Importe objeto de auditoría ¿Afectado por errores materiales? Nivel de error más probable estimado
3 400 millones de euros 3,5 % (2018: 5,2 %)

Para auditar la regularidad de las operaciones, examinamos una muestra de 126 operaciones representativas del conjunto del gasto de los FED. Esto comprendía 17 operaciones relacionadas con el Fondo Fiduciario Bêkou y el Fondo Fiduciario de Emergencia para África, 89 operaciones autorizadas por 19 delegaciones de la UE y 20 pagos aprobados por la sede de la Comisión.

Puesto que parte de la población auditada estaba cubierta por el estudio sobre el porcentaje de error residual (PER) de 2019 de la DG Cooperación Internacional y Desarrollo, incluimos en la muestra 14 operaciones adicionales, a las que aplicamos, después del ajuste, los resultados de este estudio. Así, el número total de operaciones de la muestra se elevó a 140, lo que se ajusta a nuestro modelo de garantía. Cuando detectamos errores en las operaciones, analizamos los sistemas pertinentes para identificar insuficiencias.

Como en años anteriores, la Comisión y sus socios ejecutivos cometieron más errores en las operaciones relacionadas con las estimaciones de programas, las subvenciones, los acuerdos de contribución con las organizaciones internacionales y los acuerdos de delegación con las agencias de cooperación de los Estados miembros de la UE que con otras formas de apoyo (como los relativos a contratos de obras, suministros y servicios). De las 65 operaciones de este tipo examinadas, 25 (38 %) contenían errores cuantificables, que representaban el 71,7 % del nivel de error estimado. En dos ámbitos, las operaciones examinadas no contenían errores. Se trataba de apoyo presupuestario (siete operaciones auditadas) y de operaciones en las que se había aplicado el «enfoque nocional» en proyectos de donantes múltiples llevados a cabo por organizaciones internacionales (trece operaciones auditadas).

Ejemplo: Gastos no efectuados: compromisos presentados como gastos

La Comisión firmó un acuerdo de delegación con una organización internacional para un proyecto regional de desarrollo del sector privado ejecutado en varios países del Caribe. El valor total del contrato ascendió a 27,2 millones de euros, con una contribución de la UE de 23,9 millones de euros. Al examinar el desglose de gastos que acompaña al informe financiero, observamos que los importes notificados no correspondían a la contabilidad subyacente de todas las líneas presupuestarias. Los costes comunicados superaban en 2,3 millones de euros a los costes en los que se incurrió realmente durante el período. La mayor parte de esta diferencia se debía al hecho de que el beneficiario había presentado importes comprometidos para gastos futuros como gastos ya realizados, mientras que el resto procedían de diversos ajustes.

Medidas preventivas y correctoras

En 9 casos de errores con impacto financiero en los importes imputados al presupuesto de la UE (y en otros 6 casos de errores), la Comisión disponía de información suficiente para prevenir el error, o detectarlo y corregirlo, antes de aceptar el gasto. Si la Comisión hubiera utilizado adecuadamente toda esta información, el nivel de error estimado habría sido 1,4 puntos porcentuales más bajo. Hallamos asimismo otras cuatro operaciones afectadas por errores que los auditores externos y los supervisores deberían haber detectado. Estos casos incrementaron en 0,4 puntos porcentuales el nivel de error estimado.

Estudio del PER de la DG Cooperación Internacional y Desarrollo

En 2019, la DG Cooperación Internacional y Desarrollo obtuvo su octavo estudio sobre el porcentaje de error residual (PER) realizado por un contratista externo para estimar el nivel de error restante tras la finalización de todos los controles de gestión, a fin de prevenir, detectar y corregir errores en todo su ámbito de responsabilidad. En el estudio del PER de 2019, la DG Cooperación Internacional y Desarrollo aumentó el tamaño de la muestra de 240 a 480 operaciones. Esto le permitió presentar porcentajes de error separados para los gastos financiados con cargo al presupuesto general de la UE y para los gastos financiados por los FED, además del porcentaje global de error para ambos combinados. Por cuarto año consecutivo, el estudio estimó que el PER global se situaba por debajo del umbral de materialidad del 2 % fijado por la propia Comisión.

El estudio del PER no constituye un encargo de fiabilidad ni una auditoría; se basa en la metodología y en el manual del PER facilitado por la DG Cooperación Internacional y Desarrollo. Como en años anteriores, hemos identificado limitaciones que pueden contribuir a la subestimación del porcentaje de error residual. Los estudios de los tres años anteriores también presentaban insuficiencias y notificaban un PER inferior al umbral de materialidad.

Factores que distorsionan los resultados del estudio del PER de la Comisión

  • limitaciones en los controles de los procedimientos de contratación pública (por ejemplo, sobre las razones para rechazar a los candidatos no seleccionados, el cumplimiento por parte del licitador seleccionado de todos los criterios de selección y adjudicación, o las justificaciones de las adjudicaciones directas);
  • un escaso número de controles sobre el terreno en los países en los que se ejecutan los proyectos;
  • el método de estimación del PER, que concede al contratista una amplia facultad discrecional para decidir si existen suficientes razones logísticas y jurídicas que impidan el acceso oportuno a los documentos de una transacción y, por lo tanto, hacer una estimación del porcentaje de error.

Además, en más de la mitad de las operaciones (58 %), el PER se basa total o parcialmente en trabajos de control anteriores. En estas operaciones, el contratista no realiza controles o solo aplica controles limitados y, en su lugar, se basa en el trabajo de control previo realizado como parte del marco de control de la DG Cooperación Internacional y Desarrollo. La dependencia excesiva del trabajo de control previo es contraria a la finalidad del estudio del PER, que consiste en identificar los errores que no han sido detectados precisamente en estos controles.

Aspectos de rendimiento

Nuestra auditoría no solo nos permitió examinar la regularidad de las operaciones, sino también formular observaciones sobre aspectos de rendimiento de las operaciones seleccionadas. Realizamos controles, basados en una serie de preguntas de auditoría, sobre proyectos finalizados o próximos a su finalización, y formulamos observaciones individuales sobre los proyectos, cuando resultaron pertinentes para nuestra auditoría global.

Nuestras visitas sobre el terreno pusieron de manifiesto casos en los que se había utilizado eficazmente la financiación y que contribuyeron a la consecución de los objetivos del proyecto. Por el contrario, también observamos casos en los que la eficiencia y la eficacia de la acción habían quedado comprometidas, ya que los bienes, los servicios o las obras adquiridos no se estaban utilizando según lo previsto, o no se había garantizado la sostenibilidad de los proyectos.

Ejemplo: La sostenibilidad del proyecto no estaba garantizada

La Comisión firmó un acuerdo de contribución con una organización internacional para un proyecto de apoyo a la formación profesional en Costa de Marfil. Nuestra auditoría reveló que no se había garantizado la sostenibilidad del proyecto. Desde 2012, el presupuesto operativo facilitado por el Gobierno a las escuelas de formación profesional se había reducido en un 52 %. Durante el mismo período, la población estudiantil había aumentado en un 130 %. Como consecuencia de ello, la financiación pública disponible era insuficiente para que las escuelas pudieran mantener sus edificios y equipos y comprar los suministros consumibles necesarios.

Revisión del informe anual de actividades de la DG Cooperación Internacional y Desarrollo

Consideramos injustificada la ausencia de reservas en el informe anual de actividades de 2019 de la DG Cooperación Internacional y Desarrollo y creemos que ello se debe en parte a las limitaciones del estudio del PER.

Además, por primera vez, la Comisión aplicó una norma según la cual no es necesaria una reserva si el ámbito de gasto concreto que cubriría representa menos del 5 % del total de los pagos y tiene un impacto financiero inferior a 5 millones de euros. Por consiguiente, ya no se formulan reservas en determinados ámbitos en los que sí se hacía en años anteriores, aunque persista el riesgo correspondiente.

Recomendaciones del Tribunal

Recomendamos que la Comisión:

  • siga mejorando la metodología y el manual utilizados para el estudio del PER a fin de abordar los problemas que hemos señalado en el informe, y aumentar así la fiabilidad del porcentaje de error notificado en el estudio;
  • emita reservas en relación con todos los ámbitos en los que se haya constatado un elevado nivel de riesgo, independientemente del porcentaje de gasto total que representen y de su impacto financiero.

¿Desea más información? Para obtener información completa sobre la fiscalización del Tribunal de los FED, véase nuestro informe anual relativo al ejercicio 2019 sobre las actividades financiadas por los octavo, noveno, décimo y undécimo Fondos Europeos de Desarrollo.

Información de referencia

El Tribunal de Cuentas Europeo y su trabajo

El Tribunal de Cuentas Europeo es el auditor externo de la Unión Europea. Nuestra sede se encuentra en Luxemburgo y nuestra plantilla consta aproximadamente de 900 profesionales y agentes de apoyo de todas las nacionalidades de la UE.

Nuestra misión es contribuir a mejorar la administración y la gestión financiera de la UE, promover la rendición de cuentas y la transparencia, y ejercer de vigilante independiente de los intereses financieros de los ciudadanos europeos.

Los informes de auditoría y los dictámenes del Tribunal constituyen un elemento esencial de la cadena de responsabilidades de la UE, pues sirven para que rindan cuentas los responsables de la aplicación de las políticas y los programas de la UE: la Comisión, otras instituciones y organismos de la UE, y las administraciones de los Estados miembros.

El Tribunal advierte de los riesgos, ofrece garantías, señala deficiencias y buenas prácticas, y proporciona orientación a los responsables políticos y a los legisladores de la UE sobre cómo mejorar la gestión de las políticas y programas de la UE. A través de nuestro trabajo, garantizamos que los ciudadanos europeos sepan cómo se gasta su dinero.

Productos del Tribunal

El Tribunal elabora:

  • informes anuales, que recogen principalmente los resultados del trabajo de auditoría financiera y de cumplimiento sobre el presupuesto de la UE y los Fondos Europeos de Desarrollo (FED), pero también aspectos de gestión presupuestaria y rendimiento;
  • informes especiales, que presentan los resultados de auditorías seleccionadas sobre determinados ámbitos políticos o de gastos, o sobre cuestiones presupuestarias o de gestión;
  • informes anuales específicos sobre las distintas agencias y organismos descentralizados de la UE, así como sobre las empresas comunes;
  • dictámenes sobre la elaboración o modificación de actos legislativos de la UE con incidencia financiera significativa, a instancias de otra institución o por propia iniciativa;
  • análisis, que proporcionan una descripción o información sobre políticas, sistemas, instrumentos o temas más específicos.

Por último, nuestros avances de auditoría ofrecen información de referencia sobre una tarea de auditoría presente o futura.

Síntesis del enfoque de auditoría del Tribunal

Las opiniones contenidas en nuestra declaración de fiabilidad están basadas en evidencia objetiva obtenida a partir de pruebas de auditoría realizadas con arreglo a las normas internacionales de auditoría.

Como se indica en nuestra estrategia 2018‑2020, nos proponemos evaluar las opciones para utilizar la información sobre legalidad y regularidad proporcionada por las entidades auditadas, lo que significa que, en el futuro, tenemos la intención de basar nuestra opinión de auditoría en la declaración (de la gestión) de la Comisión cuando sea posible. Sin embargo, hemos encontrado dificultades, por ejemplo, en relación con la disponibilidad de información oportuna y fiable, que actualmente obstaculizan nuestros progresos.

Fiabilidad de las cuentas

¿Proporcionan las cuentas anuales de la UE información completa y exacta?

Las direcciones generales de la Comisión generan cada año cientos de miles de asientos contables a partir de información obtenida de muchas fuentes distintas (entre ellas, los Estados miembros). Comprobamos que los procesos contables funcionan correctamente y que los datos contables resultantes están completos, correctamente registrados y presentados adecuadamente en los estados financieros de la UE. Para auditar la fiabilidad de las cuentas, hemos aplicado el enfoque de certificación desde nuestro primer dictamen en 1994.

  • Asimismo, evaluamos el sistema contable para garantizar que constituye una base adecuada para elaborar unos datos fiables.
  • Evaluamos procedimientos contables clave para garantizar su correcto funcionamiento.
  • Llevamos a cabo controles analíticos de los datos contables para garantizar que se presentan de forma coherente y parecen razonables.
  • Efectuamos un control directo de una muestra de asientos contables para garantizar que las operaciones subyacentes existen y están registradas con exactitud.
  • Controlamos los estados financieros para garantizar que presentan fielmente la situación financiera.

Regularidad de las operaciones

¿Cumplen la normativa las operaciones de ingresos y de pagos contabilizados como gastos subyacentes a las cuentas de la UE?

El presupuesto de la UE supone la realización de millones de pagos a los beneficiarios tanto de la UE como del resto del mundo. La mayor parte de este gasto es gestionado por los Estados miembros. Con el fin de obtener las pruebas necesarias, evaluamos los sistemas que permiten gestionar y controlar los ingresos y los pagos (pagos finales y liquidación de anticipos), y examinamos una muestra de las operaciones.

En los casos en que se han cumplido las condiciones de las normas internacionales de auditoría pertinentes, examinamos y repetimos los controles efectuados por los responsables de ejecutar el presupuesto de la UE. Por tanto, tomamos plenamente en consideración las medidas correctoras adoptadas a partir de dichos controles.

  • Evaluamos los sistemas de control de los ingresos y los gastos a fin de determinar su eficacia para garantizar que las operaciones son regulares.
  • Extraemos muestras de operaciones recurriendo a técnicas estadísticas que permiten obtener una base para un examen detallado por nuestros auditores. Examinamos las operaciones de la muestra de forma detallada, también en los locales de los beneficiarios finales (como agricultores, institutos de investigación o empresas que realicen trabajos o presten servicios adjudicados mediante contratación pública) para obtener pruebas de que todos los hechos subyacentes existen, han sido registrados correctamente y cumplen las normas relativas a los pagos.
  • Analizamos los errores y los clasificamos como cuantificables o no cuantificables. Las operaciones están afectadas por errores cuantificables si, con arreglo a las normas, el pago no se debería haber autorizado. Se extrapolan los errores cuantificables para obtener un nivel de error estimado, tanto del presupuesto de la UE globalmente como de cada ámbito en el que emitimos una evaluación específica.
  • Nos basamos en un umbral de materialidad del 2 %, que sirve como referencia para nuestra opinión. También tenemos en cuenta otra información pertinente, como los informes anuales de actividades y los informes de otros auditores externos.
  • Si consideramos que el nivel de error es material en las operaciones auditadas, debemos determinar si el error es «generalizado». Podemos considerarlo generalizado por varias razones, entre ellas, si lo hallamos en una proporción significativa de la población auditada. En ese caso, constituye la base de una opinión desfavorable. Desde 2016, identificamos ámbitos de bajo riesgo y de alto riesgo en el presupuesto de la UE. Cuando los gastos de alto riesgo afectados por errores materiales constituyen una parte significativa de la población auditada, consideramos que el error es generalizado y, por lo tanto, emitimos una opinión desfavorable.
  • Debatimos todos los resultados con las autoridades de los Estados miembros y la Comisión para confirmar la exactitud de los hechos.

Todos nuestros productos se publican en nuestro sitio web: http://www.eca.europa.eu. En el anexo 1.1 – Enfoque y metodología de auditoría del capítulo 1 de nuestro Informe Anual relativo al ejercicio 2019 figura más información sobre el proceso de auditoría para la declaración de fiabilidad.

Contacto

TRIBUNAL DE CUENTAS EUROPEO
12, rue Alcide De Gasperi
L-1615 Luxemburgo
LUXEMBURGO

Tel.: +352 4398-1
Preguntas: eca.europa.eu/es/Pages/ContactForm.aspx
Sitio web: eca.europa.eu
Twitter: @EUAuditors

Más información sobre la Unión Europea, en el servidor Europa de internet (http://europa.eu).

Luxemburgo: Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, 2020

PDF ISBN 978-92-847-5269-0 doi:10.2865/641256 QJ-02-20-696-ES-N
HTML ISBN 978-92-847-5246-1 doi:10.2865/9136 QJ-02-20-696-ES-Q

DERECHOS DE AUTOR

© Unión Europea, 2020.

La política de reutilización del Tribunal de Cuentas Europeo (el Tribunal) se aplica mediante la Decisión del Tribunal de Cuentas Europeo n.º 6‑2019 sobre la política de datos abiertos y de reutilización de documentos.

Salvo que se indique lo contrario (por ejemplo, en menciones de propiedad intelectual individuales), el contenido del Tribunal que es propiedad de la UE está autorizado conforme a la Licencia Creative Commons Attribution 4.0 International (CC BY 4.0), lo que significa que está permitida la reutilización, siempre y cuando se dé el crédito apropiado y se indiquen los cambios. El reutilizador no debe distorsionar el significado o el mensaje original de los documentos. El Tribunal no será responsable de las consecuencias de la reutilización.

La reproducción de las siguientes fotografías queda autorizada siempre que se mencione el nombre del titular de los derechos de autor, la fuente y el nombre de los fotógrafos o arquitectos (cuando se indique):

P. *: © Unión Europea, 2020, Tribunal de Cuentas Europeo.

P. *: © Unión Europea, 2013, Tribunal de Cuentas Europeo. Arquitectos: Paul Noël (edificio K1, 1988) y Jim Clemes (edificios K2, 2004, y K3, 2013).

P. *: © Unión Europea, 2018, Parlamento Europeo / Mathieu Cugnot.

P. * (izquierda): © Unión Europea, 2015 / Angelos Tzortzinis.

P. * (derecha): © Unión Europea, 2011 / Philippe Terasse.

P. *: © Unión Europea, 2020 / Etienne Ansotte.

P. *: © Unión Europea, 2019, Tribunal de Cuentas Europeo.

P. *: © Unión Europea, 2020, Tribunal de Cuentas Europeo.


El usuario deberá obtener derechos adicionales si un contenido específico representa a personas privadas identificables, por ejemplo, en fotografías del personal del Tribunal, o incluye obras de terceros. Cuando se obtenga el permiso, este cancelará el permiso general antes mencionado e indicará claramente cualquier restricción de uso.

Para utilizar o reproducir contenido que no sea propiedad de la UE, es posible que el usuario necesite obtener la autorización directamente de los titulares de los derechos de autor:

P. *: © Shutterstock / Rawpixel.com.

P. *: © Shutterstock / Nopphon_1987.

P. * (arriba a la izquierda): © hutterstock / Pressmaster.

P. * (arriba a la derecha): © Shutterstock / geniusksy.

P. * (abajo): © Shutterstock / MONOPOLY919.

P. * (izquierda): © Shutterstock / Jaggat Rashidi.

P. * (derecha): © Shutterstock / Pagina.

P. * (izquierda): © Shutterstock / MMCez.

P. * (derecha): © Shutterstock / Ekaterina Kondratova.

P. * (izquierda): © Shutterstock / stockphoto mania.

P. * (derecha): © Shutterstock / Riccardo Mayer.


El software o los documentos cubiertos por derechos de propiedad industrial, como patentes, marcas comerciales, diseños registrados, logotipos y nombres, están excluidos de la política de reutilización del Tribunal y el usuario no está autorizado a utilizarlos.

La familia de sitios web institucionales de la Unión Europea pertenecientes al dominio «europa.eu» ofrece enlaces a sitios de terceros. Dado que el Tribunal de Cuentas Europeo no controla dichos sitios, le recomendamos leer atentamente sus políticas de privacidad y derechos de autor.

Utilización del logotipo del Tribunal de Cuentas Europeo

El logotipo del Tribunal de Cuentas Europeo no debe ser utilizado sin el consentimiento previo del Tribunal.

Ponerse en contacto con la Unión Europea

En persona
En la Unión Europea existen cientos de centros de información Europe Direct. Puede encontrar la dirección del centro más cercano en: https://europa.eu/european-union/contact_es

Por teléfono o por correo electrónico
Europe Direct es un servicio que responde a sus preguntas sobre la Unión Europea. Puede acceder a este servicio:

  • marcando el número de teléfono gratuito: 00 800 6 7 8 9 10 11 (algunos operadores pueden cobrar por las llamadas);
  • marcando el siguiente número de teléfono: +32 22999696; o
  • por correo electrónico: https://europa.eu/european-union/contact_es

Buscar información sobre la Unión Europea

En línea
Puede encontrar información sobre la Unión Europea en todas las lenguas oficiales de la Unión en el sitio web Europa: https://europa.eu/european-union/index_es

Publicaciones de la Unión Europea
Puede descargar o solicitar publicaciones gratuitas y de pago de la Unión Europea en: https://op.europa.eu/es/publications. Si desea obtener varios ejemplares de las publicaciones gratuitas, póngase en contacto con Europe Direct o su centro de información local (https://europa.eu/european-union/contact_es).

Derecho de la Unión y documentos conexos
Para acceder a la información jurídica de la Unión Europea, incluido todo el Derecho de la Unión desde 1952 en todas las versiones lingüísticas oficiales, puede consultar el sitio web EUR-Lex: http://eur-lex.europa.eu

Datos abiertos de la Unión Europea
El portal de datos abiertos de la Unión Europea (http://data.europa.eu/euodp/es) permite acceder a conjuntos de datos de la Unión. Los datos pueden descargarse y reutilizarse gratuitamente con fines comerciales o no comerciales.