Junio de 2017

La Estrategia para el Mercado Único

El mercado único es uno de los mayores logros de Europa. Aporta beneficios tangibles a los ciudadanos y es un motor para la construcción de una economía de la Unión Europea (UE) más fuerte y más justa. Al permitir que personas, bienes, servicios y capital circulen más libremente, abre nuevas oportunidades para los ciudadanos, los trabajadores, las empresas y los consumidores, creando el empleo y el crecimiento que Europa necesita tan urgentemente.

ACTUACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA

Base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades — Bueno para Europa

La Unión Europea trabaja de forma constante para facilitar aún más que ciudadanos, empresas y organismos públicos aprovechen plenamente las oportunidades del mercado único de la UE, con una base de clientes potenciales de 500 millones de personas.

En particular, la Comisión trabaja para:

  • abordar los actuales obstáculos reglamentarios o administrativos que impiden a las personas comprar o vender fácilmente bienes y servicios desde o en otro Estado miembro;
  • crear una unión de mercados de capitales para facilitar a las empresas, grandes y pequeñas, la obtención de fondos y hacer de Europa un lugar más atractivo para invertir;
  • incentivar a los trabajadores a aceptar ofertas de trabajo en otros países de la UE para cubrir vacantes y satisfacer las necesidades de cualificaciones especiales;
  • evitar el dumping social, la práctica de utilizar mano de obra más barata y trasladar la producción a un país o zona de salarios bajos;
  • estimular la cooperación administrativa entre las autoridades fiscales nacionales;
  • trabajar para la adopción de una base imponible consolidada común y un impuesto sobre las transacciones financieras en la UE.

Hacer cumplir la legislación de la Unión Europea

Una de las principales razones por las que las oportunidades que ofrece el mercado único sobre el papel no son una realidad es que la legislación de la UE no se aplica ni se hace cumplir plenamente. El incumplimiento debilita el mercado único y merma la confianza de los ciudadanos en él.

Se podría hacer mucho si se hicieran cumplir mejor las normas existentes. La Comisión colabora con los organismos y las partes interesadas de los Estados miembros para crear una cultura de cumplimiento inteligente y colaborativa basada en información exhaustiva, fiable e imparcial. Dicha información se utiliza para mejorar su capacidad para supervisar y hacer cumplir las normas de la UE. Se han establecido planes para reforzar el mecanismo de vigilancia del mercado a fin de detectar productos inseguros y no conformes y retirarlos del mercado de la UE. Por último, la Comisión está reforzando las medidas preventivas para evitar la creación de nuevas barreras en el mercado de los servicios.

Unión de mercados de capitales

Las pequeñas y medianas empresas, las empresas emergentes y los jóvenes emprendedores se enfrentan a muchos obstáculos. El acceso a la financiación es un aspecto fundamental.

Las pequeñas y medianas empresas se quejan a menudo de la complejidad de la legislación en materia del impuesto sobre el valor añadido (IVA), de algunos aspectos del derecho de sociedades y de cómo cumplir con diversos requisitos reglamentarios en los diferentes mercados.

Ya se está trabajando para mejorar el acceso de las empresas a financiación privada gracias al Plan de Inversiones y la unión de mercados de capitales. En este contexto, la Comisión está creando un fondo de fondos de capital de riesgo europeo respaldado con el presupuesto de la UE y abierto a otros para atraer capital privado.

La Comisión también trabaja en la simplificación de las normas del IVA para las empresas, reduciendo los costes de registro de las empresas y ofreciendo una segunda oportunidad a los emprendedores que hayan fracasado.

Impulsar el sector de los servicios

La Comisión ha propuesto una serie de medidas destinadas a dar un nuevo impulso al sector de los servicios, el cual representa dos tercios de la economía de la UE. Con estas propuestas, la Comisión ayuda a los Estados miembros a diseñar futuras normativas de forma que permitan a los proveedores de servicios prosperar, tanto si desean permanecer en su país como hacer negocios en otro país de la UE. La Comisión también ha propuesto una tarjeta electrónica europea de servicios, cuyo objetivo es ayudar a los proveedores de servicios con los trámites administrativos necesarios para la prestación de servicios en el extranjero, sin que ello afecte a las obligaciones del empresario ni a los derechos de los trabajadores.

Tu primer trabajo EURES

Movilidad laboral

La Comisión está trabajando para aumentar la movilidad laboral justa en Europa, eliminando los obstáculos que la dificultan. Mediante la reforma del portal europeo de la movilidad profesional EURES, la Comisión tiene por objeto aumentar el número de puestos de trabajo disponibles en el portal de internet de la red y facilitar su búsqueda. También quiere mejorar la asistencia en la búsqueda de empleo y la contratación en Europa, así como garantizar la mejor adecuación entre los empleadores y los solicitantes de empleo.

La Comisión apoya la movilidad facilitando la puesta en contacto entre los solicitantes de empleo y los empleadores de Europa, donde quiera que se encuentren. Asimismo, pretende garantizar que se respeten los derechos de los trabajadores móviles de la UE y ayudar a coordinar la lucha contra el trabajo no declarado.

La creación de una plataforma europea contra el trabajo no declarado reunirá a la Comisión y a las autoridades nacionales encargadas de luchar contra el trabajo no declarado, lo que permitirá el intercambio de información y de buenas prácticas. Con el tiempo, la plataforma se destinará a fomentar la formación de personal de distintos países y las inspecciones transfronterizas conjuntas. La decisión relativa a la creación de la plataforma se adoptó en marzo de 2016.

La Comisión está trabajando en hacer cumplir mejor las normas de la UE sobre el desplazamiento de trabajadores. Estas medidas reforzarán los derechos de los trabajadores desplazados, facilitarán la prestación transfronteriza de servicios y lucharán contra el dumping social. Su objetivo es mejorar la aplicación de las normas vigentes sin modificarlas.

Propiedad intelectual

La patente unitaria está a punto de convertirse en realidad. Será una forma atractiva y asequible de que las empresas europeas, incluidas las pequeñas y medianas empresas, aprovechen sus ideas.

La Comisión también está revisando cómo se hacen cumplir las normas en materia de propiedad intelectual de la UE de acuerdo con el enfoque «sigue la pista al dinero», cuyo objetivo es privar a los infractores a escala comercial de sus flujos de ingresos, en lugar de perseguir a individuos por infracciones de la propiedad intelectual.

Contratación pública en la UE

Contratación pública

La normativa de la UE tiene por objeto garantizar un uso eficiente del dinero de los contribuyentes, reducir la corrupción y modernizar la Administración Pública. Una contratación pública transparente y competitiva en todo el mercado único crea oportunidades de negocio y contribuye a mejorar la eficiencia de la Administración Pública, el crecimiento económico y la creación de empleo.

La modernización del sistema de normas de la Unión Europea

Las normas contribuyen a la seguridad, la innovación y la interoperabilidad, y son esenciales para la construcción del mercado único. La Comisión está trabajando con los socios pertinentes para modernizar el proceso de normalización a la luz de la naturaleza cambiante de la economía y la diversificación de los modelos empresariales (globalización, cadenas de suministro ampliadas, etc.), el papel cada vez más importante de las tecnologías de la información y la comunicación, la importancia creciente de los servicios y la combinación de bienes y servicios en paquetes únicos.

Esta publicación está disponible en 24 lenguas en los formatos siguientes:

PDF PRINT
  • Comisión Europea
  • Dirección General de Comunicación
  • Información al ciudadano
  • 1049 Bruxelles/Brussel
  • BELGIQUE/BELGIË