Octubre de 2016

Firma del acuerdo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas. Bruselas, 22 de julio de 2015.
Firma del acuerdo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas. Bruselas, 22 de julio de 2015.

La principal prioridad de la Comisión Europea es conseguir que Europa vuelva a crecer y aumentar el número de puestos de trabajo sin generar nueva deuda.

Desde el inicio de la crisis económica y financiera mundial, la UE ha estado padeciendo las consecuencias de unos bajos niveles de inversión y una elevada tasa de desempleo.

Para resolver esta situación, la Comisión, juntamente con el Banco Europeo de Inversiones, pusieron en marcha el Plan de Inversiones para Europa. En 2015 se creó un Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas con una dotación inicial de 21 000 millones de euros financiados por la UE. Esta cantidad aumentará gracias a un efecto multiplicador que se logrará al atraer a inversores privados y públicos, impulsando inversiones de más de 315 000 millones de euros en tres años. Se prevé que al cabo de un año el plan movilice más de 138 000 millones de euros de nuevas inversiones en toda la UE, desde grandes empresas que emplean a cientos de personas a pequeñas y medianas empresas locales que necesitan capital para desarrollar sus ideas. Dad o el éxito del plan hasta la fecha, la Comisión aspira a duplicar el Fondo y ha propuesto aumentar el objetivo como mínimo hasta los 500 000 millones de euros en 2020, con el compromiso de duplicarlo y alcanzar los 630 000 millones de euros como muy tarde en 2022.

POR QUÉ NECESITAMOS UN PLAN DE INVERSIONES PARA EUROPA

Desde el inicio de la crisis económica y financiera mundial, la Unión Europea (UE) ha estado padeciendo las consecuencias de unos bajos niveles de inversión y una elevada tasa de desempleo.

A corto plazo, la debilidad de la inversión provoca la disminución del crecimiento económico, ya que implica una menor actividad económica. A largo plazo, perjudica la competitividad y el potencial de crecimiento de la economía. El nivel de inversión anual es actualmente de unos 300 000 millones de euros por debajo del que solía ser. Esta caída de la inversión ha sido un importante lastre para el crecimiento y el empleo durante varios años. El bajo nivel de inversiones es uno de los motivos por los que la recuperación económica de Europa sigue siendo deficiente.

La inversión ha continuado siendo baja incluso a pesar de la disponibilidad de capital, debido a que los inversores carecen de la confianza necesaria para invertir. Esperan que el crecimiento en un futuro próximo sea débil, sobre todo porque existe incertidumbre sobre la evolución política y económica en la UE y en el resto del mundo. Algunas economías de la UE tienen una elevada deuda pública y privada. Obtener préstamos o subvenciones sigue siendo difícil en algunos países, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas. Los gobiernos han recortado la inversión debido a los elevados niveles de deuda pública, que han pasado de una media del 60 % del producto interior bruto de la UE en 2008 a alrededor del 90 % en 2015. Esta es la razón por la que la UE debe coordinar sus esfuerzos para impulsar la inversión y situar a Europa en la senda del crecimiento y la creación de empleo sostenibles. El Plan de Inversiones para Europa es la respuesta.

La crisis económica provocó un gran aumento en la tasa de desempleo de la UE
La crisis económica provocó un gran aumento en la tasa de desempleo de la Unión Europea

ACTUACIÓN DE LA UE

El planteamiento general de la Comisión se articula en torno a tres elementos: dar un nuevo impulso a la inversión, proseguir las reformas del mercado de trabajo y contar con políticas presupuestarias responsables que eviten alcanzar una deuda pública excesivamente alta.

El Plan de Inversiones para Europa se sitúa en el centro de esta estrategia. Se centra en la eliminación de los obstáculos a la inversión, proporcionando visibilidad y asistencia técnica a los proyectos de inversión y haciendo un uso inteligente de los recursos financieros, tanto nuevos como ya existentes.

La Comisión, juntamente con el Banco Europeo de Inversiones, pusieron en marcha el Plan de Inversiones para Europa. En 2015 se creó un Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, con una dotación inicial de 21 000 millones de euros financiados por la UE. Esta cantidad aumentará gracias a un efecto multiplicador que se logrará al atraer a inversores privados y públicos, impulsando inversiones de más de 315 000 millones de euros en tres años.

¿Cómo funciona el Fondo?

El Fondo ofrece garantías para apoyar proyectos financiados por el Banco Europeo de Inversiones. Se centra en las infraestructuras, la innovación y las empresas más pequeñas.

El Fondo ofrece una garantía que permite al Banco Europeo de Inversiones invertir en un mayor número de proyectos, en ocasiones más arriesgados, y con mayor rapidez de lo que se haría en caso de no disponer de la garantía. Va por buen camino para conseguir movilizar, para mediados de 2018, al menos 315 000 millones de euros en inversiones adicionales en la economía real. Ya se encuentra en fase activa en veintisiete Estados miembros y se prevé que genere más de 138 000 millones de euros de inversión con base en la financiación aprobada hasta la fecha (octubre de 2016). Las empresas más pequeñas se han beneficiado especialmente.

A fecha de octubre de 2016 se habían aprobado 134 proyectos de infraestructura, que representan una financiación de 17 400 millones de euros con cargo al Fondo. Además, se habían aprobado más de 220 acuerdos de financiación para las empresas más pequeñas, por un valor de 7 500 millones de euros . Está previsto que unas 290 000 pequeñas empresas se beneficien con el tiempo de esta forma de financiación. Los promotores de proyectos pueden dirigirse al Banco Europeo de Inversiones para solicitar la financiación, mientras que las pequeñas empresas pueden solicitarla a través de intermediarios financieros locales.

Uno de los numerosos buenos ejemplos de proyectos es el Fondo Ginkgo 2, destinado a la rehabilitación de espacios industriales contaminados para convertirlos en viviendas y oficinas. Ginkgo espera crear cerca de 5 000 viviendas y 8 500 puestos de trabajo en Bélgica y Francia. La descontaminación que lleva a cabo Ginkgo es importante para el futuro de las ciudades europeas, en las que 3,5 millones de antiguas zonas industriales se encuentran desocupadas. La financiación del Banco Europeo de Inversiones en el marco del Fondo asciende a 30 millones de euros. Este apoyo del Fondo atrajo a inversores privados para cubrir el coste total del proyecto, por valor de 120 millones de euros.

La lista de proyectos del Fondo puede consultarse en línea.

El plan de inversión no solo implica financiación, sino que incluye también herramientas desarrolladas por la UE con el fin de ayudar a que los proyectos de inversión lleguen a la economía real.

El Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión se creó en septiembre de 2015 para prestar apoyo administrativo y técnico a los promotores de proyectos en toda Europa. Los promotores de proyectos, las autoridades públicas y las empresas privadas pueden recibir asistencia técnica que les ayude a iniciar sus proyectos y estar preparados para recibir las inversiones. Pueden obtener asesoramiento sobre fuentes de financiación adecuadas y acceder a una fuente única de conocimientos técnicos y financieros.

A fin de ofrecer a los inversores mayor visibilidad acerca de las oportunidades de inversión existentes en la UE, la Comisión creó el Portal Europeo de Proyectos de Inversión, que entró en funcionamiento el 1 de junio de 2016. Los promotores de los proyectos pueden presentar sus proyectos en línea, donde se harán visibles de cara a las oportunidades relevantes de inversión: se trata de una especie de punto de encuentro.

¿Cómo funciona el Plan de Inversiones?
¿Cómo funciona el Plan de Inversiones?

Fondos Estructurales y de Inversión Europeos

Naturalmente, este no es el único dinero que se invierte en la economía de la UE. El presupuesto de la UE siempre ha incluido fondos destinados a apoyar la cohesión económica y social, reducir las diferencias de ingresos, riqueza y oportunidades y generar crecimiento. Quizás de manera confusa, estos fondos se conocen como «Fondos Estructurales y de Inversión Europeos». Son independientes del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas del plan de inversiones, pero ambos instrumentos pueden funcionar muy bien conjuntamente y la Comisión alienta esta opción.

De hecho, están compuestos de cinco grandes fondos que trabajan conjuntamente para apoyar el desarrollo económico de todos los países de la UE:

En conjunto, cuentan con una dotación presupuestaria de 454 000 millones de euros para el período 2014-2020 y están invirtiendo en ámbitos prioritarios de la UE como la investigación, el desarrollo y la innovación, el apoyo a las pequeñas empresas, la economía hipocarbónica y las tecnologías de la información y la comunicación.

Los fondos estructurales se diferencian del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas en que financian proyectos a través de subvenciones e instrumentos financieros y se ejecutan de manera descentralizada en los Estados miembros. El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas ofrece instrumentos de financiación de riesgos a través del Banco Europeo de Inversiones.

Cualquier proyecto económicamente viable que pueda contribuir al crecimiento y al empleo en la UE y esté en consonancia con las prioridades de inversión de la UE puede optar a financiación, tanto del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas como de los Fondos Estructurales.

Con un Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas reforzado y más amplio se crearán incluso más puestos de trabajo, más crecimiento y más competitividad y se prestará especial atención a inversiones nuevas o más arriesgadas, fundamentales para el crecimiento sostenible de Europa.

Esta publicación también está disponible en 24 idiomas y en los formatos siguientes:

PDF PRINT
  • Comisión Europea
  • Dirección General de Comunicación
  • Información al ciudadano
  • 1049 Bruxelles/Brussel
  • BELGIQUE/BELGIË