20.11.2010   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 317/15


Recurso de casación interpuesto el 5 de agosto de 2010 por la Comisión Europea contra la sentencia del Tribunal General (Sala Tercera ampliada) dictada el 21 de mayo de 2010 en los asuntos acumulados T-425/04, T-444/04, T-450/04 y T-456/04, Francia y otros/Comisión

(Asunto C-401/10 P)

()

2010/C 317/28

Lengua de procedimiento: francés

Partes

Recurrente: Comisión Europea (representantes: C. Giolito, D. Grespan y S. Thomas, agentes)

Otras partes en el procedimiento: República Francesa, France Télécom SA, Bouygues SA, Bouygues Télécom SA, Association française des opérateurs de réseaux et services de télécommunications (AFORS Télécom)

Pretensiones de la parte recurrente

Que se anule la sentencia del Tribunal General de la Unión Europea (Sala Tercera ampliada) de 21 de mayo de 2010 en los asuntos acumulados T-425/04, T-444/04, T-450/04 y T-456/04, notificada mediante fax a la Comisión el 25 de mayo de 2010, en la medida en que el Tribunal:

anuló el artículo 1 de la Decisión 2006/621/CE de la Comisión, de 2 de agosto de 2004, relativa a la ayuda estatal ejecutada por Francia en favor de France Télécom; (1)

condenó a la Comisión a soportar sus propias costas y las incurridas por la República Francesa y por France Télécom en los asuntos T-425/04 y T-444/04.

Que se devuelva el asunto al Tribunal General para su nuevo examen.

Que se reserve la decisión sobre las costas del procedimiento.

Motivos y principales alegaciones

La Comisión invoca tres motivos en apoyo de su recurso de casación.

Mediante su primer motivo, la Comisión sostiene que la sentencia del Tribunal General contiene una motivación contradictoria en varios de sus apartados. Este es el caso, en particular, cuando el Tribunal General considera en la sentencia recurrida que las declaraciones, incluido el anuncio de anticipo de accionista de 4 de diciembre de 2002, pueden evaluarse en su conjunto cuando se trata de determinar la existencia de una ventaja en favor de France Télécom, mientras que, cuando se trata de determinar la utilización de recursos estatales, considera que existe una ruptura considerable entre el anuncio del anticipo de accionista y las distintas declaraciones del Estado producidas con anterioridad.

Mediante su segundo motivo, que consta de cuatro partes, la Comisión alega que el Tribunal General infringió desde varios puntos de vista el artículo 87 CE, apartado 1, en relación con el artículo 230 CE. De ese modo, el Tribunal General interpretó erróneamente el concepto de ayuda al exigir una conexión estrecha entre la ventaja y la utilización de fondos estatales (primera parte), al no reconocer la puesta a disposición de recursos estatales en el anuncio y la oferta del contrato de accionista por el Estado francés a France Télécom (segunda parte) y al no examinar el criterio del inversor privado diligente para determinar la existencia o no de una ventaja en favor de France Télécom (tercera parte). Además, el Tribunal General aplicó incorrectamente el margen de apreciación que tiene la Comisión cuando realiza análisis económicos complejos y al efectuar un control de oportunidad de la decisión impugnada (cuarta parte).

Mediante su tercer motivo, la Comisión alega que el Tribunal desvirtuó la decisión impugnada al considerar que debería haber motivado la existencia de una ventaja distinta resultante de la oferta de una línea de crédito de 9 mil millones de euros a France Télécom y al declarar que existía una ruptura importante entre las declaraciones producidas desde julio de 2002 y el anuncio del contrato de anticipo de accionista de 4 de diciembre de 2002.


(1)  DO L 257, p. 11.