13.3.2004   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

CE 65/19


(2004/C 65 E/020)

PREGUNTA ESCRITA P-0025/03

de Dirk Sterckx (ELDR) a la Comisión

(13 de enero de 2003)

Asunto:   Lista de productos que podrán ser objeto de contramedidas en el marco de la Foreign Sales Corporation estadounidense

El 13 de septiembre de 2002, la Comisión Europea publicó un proyecto de lista de productos que podrían ser objeto de contramedidas como reacción contra el trato fiscal de la Foreign Sales Corporation estadounidense. Algunos importadores de productos estadounidenses que aparecen en esta lista no están satisfechos con esta medida. ¿No podría esta medida perjudicar seriamente a determinadas empresas europeas? ¿Dispone ya la Comisión de una perspectiva de las reacciones de los interesados? ¿Está dispuesta la Comisión a modificar la lista para tomar en consideración las reacciones de dichos interesados? ¿Cuándo va a adoptar la Comisión una decisión definitiva?

Respuesta del Sr. Lamy en nombre de la Comisión

(7 de febrero de 2003)

Su Señoría hace referencia a la preocupación de los importadores comunitarios en cuanto a la repercusión negativa que la posible imposición de sanciones a los productos americanos tendría sobre su actividad.

A este respecto, sería oportuno recordar las circunstancias relativas a la legislación Foreign Sales Corporation/Extraterritorial Income (FSC/ETI), que ofrece a las empresas americanas subvenciones fiscales ilegales para las exportaciones por un importe anual aproximado de 4 000 millones de USD y se considera incompatible con las disposiciones de la OMC. En particular, al hilo del recurso interpuesto contra tal normativa ante la OMC, el 30 de agosto de 2002 dicha Organización concedió a la Comunidad el derecho a imponer medidas compensatorias en forma de aranceles sobre las importaciones de determinados bienes procedentes de los Estados Unidos hasta el importe mencionado. Sin embargo, este país aún no ha adoptado medidas concretas para atenerse a la decisión de la OMC, aunque tanto el Gobierno como miembros influyentes del Congreso han manifestado que tal es su voluntad.

Al mismo tiempo, es preciso aclarar que el objetivo de la Comisión en este conflicto no es imponer medidas compensatorias sobre los productos americanos, sino lograr la supresión de las medidas ilegales que redundan en perjuicio de los intereses de las empresas europeas. El propósito de la Comisión es, por lo tanto, garantizar que los Estados Unidos acaten la decisión de la OMC sobre el régimen FSC lo más rápidamente posible. En caso contrario, la Comunidad se verá obligada a ejercer los derechos que le corresponden en el marco de la OMC.

No obstante, a fin de minimizar las consecuencias negativas que las posibles medidas compensatorias podrían conllevar para la industria europea, la Comisión ha emprendido un proceso de consulta pública y seleccionado únicamente productos cuyas importaciones de los Estados Unidos representan, como máximo, el 20 % de las importaciones totales en la Comunidad. En la actualidad la Comisión está evaluando las observaciones remitidas por las partes interesadas durante el período de consulta pública, análisis en el que se prestará especial atención a fin de garantizar que no resulten perjudicados los intereses comunitarios, lo que constituye, a la postre, el objetivo expreso de todo el ejercicio. La decisión definitiva sobre este asunto se adoptará previa consulta de los Estados miembros durante el primer trimestre de 2003. No obstante, en esta fase no es posible efectuar comentarios por lo que respecta a la inclusión o exclusión de productos específicos de una lista eventual de mercancías sometidas a sanciones.