Una política comercial equilibrada y progresista para encauzar la globalización